El JEMAD admite que el presupuesto para Defensa no puede ser mayor pero reclama previsión de gasto a largo plazo

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez, ha admitido este jueves que el presupuesto con el que cuentan las Fuerzas Armadas no puede ser mayor, ya que la prioridad actual es la reducción del déficit, si bien ha reclamado una previsión del gasto a medio y a largo plazo para que así puedan saber con qué dinero podrán contar en el futuro.
MADRID, 31 (EUROPA PRESS)



En un desayuno informativo del Foro Nueva Economía en Madrid, García Sánchez ha recordado que ya definió el presupuesto para 2014 como "responsables" debido a que "la principal amenaza es el famoso déficit", por lo que considera que hoy por hoy las Fuerzas Armadas no se pueden "permitir otro nivel de presupuestos".

Sin embargo, ha dicho que "resultaría conveniente tener una previsión presupuestaria a medio plazo", que ha estimado en cinco años, y a largo plazo, que ha situado en diez. Es decir, unos presupuestos "predecibles y definidos", una previsión que, en su opinión, ayudaría también tanto a la industria de defensa como a las universidades a "tomar posición" en lo que será su colaboración en este sector en el futuro.

En cualquier caso, el JEMAD ha defendido la actuación de las Fuerzas Armadas por ser una institución "necesaria" y "esencial" en los Estados modernos y responsables. Un mensaje que, a su juicio, ha de "calar en la sociedad" como punto a favor para garantizar la seguridad de la nación.

LOS RIESGOS Y SUS POTENCIADORES

No obstante, el almirante general ha reconocido que las Fuerzas Armadas se encuentran viviendo un momento de cambio debido a las necesidades que imperan en estos tiempos de "incertidumbre" y a raíz de los "riesgos" que continúan presentes en el mundo y que siguen siendo heredados del siglo pasado, como pueden ser la proliferación nuclear, el terrorismo, una enfermedad que afecte a toda la humanidad, la crisis financiera, el narcotráfico o el crimen organizado, entre otros.

Pero, a su juicio, "más importante que los riesgos son los potenciadores de los riesgos", entre los que pueden estar la pobreza, la mala gobernanza, las ideologías radicales o los problemas que genera la globalización como el acceso a las armas. Todo ello es, según ha indicado, sobre lo que se debe actuar para reducir el nivel de amenaza.

Para el almirante García Sánchez, "no existe desarrollo sin seguridad", por lo que, en su opinión, si se quiere extender el desarrollo en todas las sociedades del mundo, es necesario "exportar seguridad".

GANAR INFLUENCIA

Sin embargo, ha alertado de que la "victoria" en un lugar ya no consiste en izar una bandera, sino en influir, ya que hoy en día cualquier crisis no tiene por qué tener una solución puramente militar, por lo que considera imprescindible la presencia de España en las alianzas y organismos internacionales para conseguir ganar influencia en el mundo.

Por todo ello, el JEMAD ha explicado que en esa transformación en la que se encuentran inmersas las Fuerzas Armadas, y que a su juicio debe hacerse lo más rápido posible, éstas deben ir encaminadas a mantener sus valores tradicionales como son "la unidad, la jerarquía y la disciplina", pero también adquirir "fortaleza y capacidad de decisión" para poder reaccionar con rapidez, con una fuerza "capaz de ser utilizada en breve plazo donde y cuando sea necesario".

Pero para que todo esto avance, el almirante también ha citado la educación como uno de los elementos "primordiales" para el desarrollo de las Fuerzas Armadas y la preparación de sus miembros. Entre otras aportaciones básicas, considera imprescindible la participación de la universidad y de la industria de defensa.