El jefe de Policía y el subinspector del Grupo SIETE, los primeros en pasar por la comisión de investigación

Comisión especial sobre el Grupo Siete de la Policía Local de Salamanca (Foto: Cynthia Duarte)

Los grupos municipales celebran la primera reunión de la comisión especial sobre el Grupo SIETE de la Policía Local. Acuerdan las primeras declaraciones, que serán el día 30 de septiembre: pasarán el jefe del cuerpo, el subjefe y el responsable de esta unidad especial.

Los grupos municipales han constituido esta tarde la comisión especial del Grupo SIETE, que pretende aclarar los cometidos y posibles irregularidades de esta unidad especial que está en el centro de la polémica desde hace meses por sus actividades. La primera reunión ha estado plagada de desencuentros sobre el lugar de las comparecencias, la presidencia, la presencia del concejal de Policía en la misma o el acceso a la documentación: el PP pretende que no se puedan consultar los informes más que a la vista de alguien y sin poder fotocopiar nada.

 

La comisión de investigación ha celebrado esta tarde su primera reunión después de que la oposición obligara al equipo de Gobierno a abrirla, lo que se escenificó en el pleno del pasado día 4 de septiembre. En aquella sesión, Ganemos, Ciudadanos y PSOE apoyaron crearla y, aunque inicialmente se opuso a debatir sobre el tema, el PP acabó asumiendo que había que hacerlo, aunque se abstuvo a la hora de aprobarla.

 

El primer teniente de alcalde, Carlos García Carbayo, es el presidente de este órgano, que está integrado por los concejales Fernando Rodríguez (vicepresidente) y Julio López Revuelta, por el grupo municipal Popular; Arturo Santos y Fernando Vegas del grupo municipal Socialista; y Fernando Castaño, de Ciudadanos, y Gabriel de la Mora, de Ganemos.

 

La comisión ha acordado ya las primeras comparecencias que, junto con la documentación que soliciten los grupos, deben ser la clave para esclarecer si son ciertas las sospechas de que esta unidad transgrede sus competencias. Los primeros en pasar por la comisión serán el jefe de la Policía, José Manuel Fernández, el subjefe del Cuerpo, Jesús Esteban, y el subinspector responsable del Grupo Siete, Simón Pedro Lucas. Lo harán en la próxima reunión, que se celebrará el miércoles, 30 de septiembre, a las 17.30 horas, en el Ayuntamiento de Salamanca. Serán citados para informar sobre el origen, competencias, funcionamiento y actividad de esta unidad.

 

La sesión ha albergado las primeras discrepancias. Según ha explicado Ganemos en un comunicado, el concejal representante de Ciudadanos, Fernando Castaño, propuso que la presidencia recayera en Fernando Vegas del PSOE, a lo que se sumaron el resto de grupos salvo el PP, que se negó. El hecho de que la comisión la presida un concejal del PP ha generado la queja de los grupos de la oposición.

 

Gabriel de la Mora expresó igualmente la contrariedad de que Fernando Rodríguez fuera miembro de la comisión, por ser precisamente el responsable del área investigada; De la Mora ofreció no participar si, a cambio, se acordaba la presidencia para la oposición y sin la presencia de Fernando Rodríguez, lo que fue rechazado por el PP.

 

 

CONSULTA DE DOCUMENTACIÓN

 

Según Ganemos, Fernando Rodríguez ha propuesto que la comisión se celebrara en el salón de plenos con la justificación de poder grabar en audio las sesiones. El resto de grupos aceptaron esta propuesta, no obstante, De la Mora propuso una sala que no diera la apariencia formal de un tribunal, al objeto de dar mayor confianza y seguridad a las personas que serían llamadas para intervenir.

 

El PSOE ha solicitado la entrega de la memoria o informes existentes sobre las actividades del grupo, afirmando Fernando Rodríguez la inexistencia de memoria alguna, más allá del escueto informe entregado al grupo Ganemos a principios del verano. Se ha obviado el capítulo que protagoniza esta unidad en la memoria anual de la Policía Local.

 

Igualmente, Fernando Vegas solicitó flexibilidad y agilidad en la entrega de documentación, queriendo imponer Fernando Rodríguez el secreto dificultando el acceso, con la excusa de tratarse de documentos policiales, proponiendo que los miembros tuvieran que acudir a un lugar donde pudieran observarlos y tomar nota, pero no fotocopiar o llevárselos para su estudio, replicando el resto de grupos que tal opacidad no estaba justificada, al tratarse de concejales electos con deber de secreto y precisamente designados para investigar en el seno de una comisión especial del pleno de la corporación.

 

Ganemos considera que la comisión no empieza con buen pie, dejando el PP su evidente interés de monopolizar y controlar todas las decisiones, desde el lugar, los tiempos, el acceso a la documentación o las personas comparecientes, seguramente preparadas de antemano por el propio grupo popular. "Es evidente que es una tomadura de pelo que el sujeto investigado, el PP, actúe de sujeto investigador, siendo precisamente lo que pretende hacer, imponiendo la presidencia y dirección de las reuniones, e incluso intentando dar lecciones a nuestro representante, sobre su idoneidad para participar en investigaciones relacionadas con la policía local", asegura la formación.