El jefe de Policía e integrantes del Grupo SIETE declaran durante cinco horas en la comisión de investigación

Comisión especial sobre el Grupo Siete de la Policía Local de Salamanca (Foto: Cynthia Duarte)

El jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández, y dos de los integrantes de la unidad han coincidido en que el grupo es necesario y funciona con normalidad. La oposición ha pedido ya información sobre operativos concretos para cotejarlos con lo declarado.

La comisión de investigación sobre el Grupo SIETE de la Policía Local ha celebrado hoy su primera sesión con la comparecencia del jefe del cuerpo, José Manuel Fernández, y dos integrantes de la unidad. La sesión se ha celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Salamanca, con los llamados a declarar ocupando bancos de concejales.

 

Durante sus intervenciones, los tres convocados para prestar declaración han dado a conocer las generalidades de cómo funciona el grupo 7 y se ha tratado de explicar cuáles son las bases de funcionamiento de la unidad. Han ofrecido muchos detalles sobre su organización, pero nada sobre operaciones y actuaciones concretas.

 

Según las fuentes consultadas, los tres declarantes han coincidido en muchas de las respuestas, algo lógico y que respondería a una estrategia. El jefe policial ha defendido en todo momento la oportunidad de tener una unidad así en el organigrama de la Policía y la idoneidad de su funcionamiento.

 

El grupo municipal Popular coincide en este mismo análisis casi con palabras textuales y, en una nota de prensa remitida la noche del miércoles, asegura "los mandos de la Policía Local han demostrado en la Comisión Especial la oportunidad, legalidad y transparencia de las actuaciones del Grupo Siete (Información Local, Escoltas y Técnicas Especiales) y la necesidad de su existencia para atender las demandas de los vecinos y las funciones que tienen encomendadas".   

 

"En opinión de los concejales del Grupo Municipal Popular, los mandos de la Policía Local han contestado con claridad, precisión y rotundidad a las preguntas formuladas por los concejales de los grupos políticos municipales", añade. 

 

Los concejales de los grupos de la oposición que son miembros de la comisión no han puesto en ningún momento en duda el buen nombre del cuerpo, pero sí prentenden que se aclaren las dudas sobre las actuaciones de la unidad y que son del dominio público. Sin embargo, el grupo Popular considera que las intervenciones hoy del jefe de Policía y dos de sus subordinados, el subjefe y el subinspector encargado de la unidad, desmienten los "insidiosos rumores" sobre supuestas irregularidades aunque se han limitado a explicar cómo funciona la unidad, una versión oficial sin posibles fisuras.

 

 

Las declaraciones se han prolongando durante casi cinco horas y la comisión seguirá con un intenso trabajo si se tienen en cuenta los siguientes pasos que se han acordado. Se ha decidido pedir información sobre actuaciones y operativos concretos para analizarlas y cotejarlas con lo escuchado en las declaraciones de hoy; a partir de ahí, se podrá solicitar más declaraciones si fuera oportuno.

 

A partir de ahora se analizará si todas las actuaciones han sido correctas y si los rumores que envuelven la actuación del grupo se traducen en situaciones reales y si eso se puede probar con documentos.

 

Los integrantes han vuelto a discutir sobre la necesidad de que el presidente fuera un concejal de la oposicíon, que además considera que no es adecuada la presencia del concejalo delegado del área, Fernando Rodríguez, ya que es parte interesada y puede contar con información privilegiada dada su posición.

 

La próxima reunión se fijará una vez los integrantes tengan a su disposición la cuantiosa documentación que se ha pedido y hayan podido estudiarla, ya que de ello dependerán las posibles declaraciones que se pidan.