El jefe de la Policía Local de Salamanca declarará como querellado por una denuncia de trato degradante hacia una agente

José Manuel Fernández, jefe de Policía Local, junto al ex concejal del área Ángel Lago

El jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández, ha sido citado a declarar el próximo día 18 de septiembre en los juzgados, en un caso de acoso en el trabajo; otros cinco agentes lo harán como testigos.

El jefe de la Policía Local de Salamanca, José Manuel Fernández, tendrá que prestar declaración el próximo viernes, 18 de septiembre, en el juzgado de Instrucción número uno de Salamanca, como querellado por una denuncia de acoso en el trabajo. Así lo ha podido conocer TRIBUNA de fuentes del proceso y por documentación relacionada con el caso.

 

La querella fue comunicada en los últimos días del mes de julio al jefe de la Policía local y en ella se le acusa de tratos degradantes hacia una subordinada. También han sido citados cinco agentes del cuerpo como testigos, y tendrán que declarar entre el 6 y el 8 de octubre.

 

Según ha podido saber este medio, las situaciones de acoso se remontan a la llegada de José Manuel Fernández a la jefatura de la Policía Local y se han producido desde entonces. Tambén están relacionadas con las decisiones del jefe de la policía local con respecto al funcionamiento de las especialidades operativas del cuerpo, las unidades especializadas en las diferentes áreas, en las que Fernández decidió cambiar hace ahora casi dos años a buena parte de los responsables, a pesar de la especialización que requieren algunas de ellas. En este caso está vinculado a cambios en el servicio de mujer y menores (SEAMM), dedicado a la violencia de género y en el ámbito familiar, y a la agente que ostentaba la dirección de este servicio.

 

 

EN EL 'PUNTO DE MIRA'

 

La declaración como querellado de José Manuel Fernández el próximo viernes lo sitúa en el 'punto de mira' al acumularse las sospechas sobre su trabajo en los últimos años como jefe de policía local, pues a esta denuncia se suma desde hace unas semanas la posible comisión de un delito de fraude por simulación de accidente para el cobro del seguro en dependencias municipales, cuestión que estudiará, entre otros asuntos, la comisión de investigación que los grupos municipales de la oposición impusieron el PP municipal el pasado mes de agosto.