El jefe de la Policía, llamado a capítulo por el contrato 'dirigido' para la compra de los chalecos

El jefe de la Policía Local de Salamanca, José Manuel Fernández, con autoridades.

El jefe policial de Salamanca fue convocado de urgencia por la comisión de contratación porque la intervención ve en el pliego de condiciones una posible limitación de la competencia: los requisitos apuntarían a una única empresa capaz de cumplirlos.

El gasto para comprar los esperados chalecos antibala para los agentes de la Policía Local se ha aprobado este martes, una medida adelantada por TRIBUNA. Todos los grupos han entendido que era necesario y positivo para el cuerpo contar, al final, con este equipo que, hasta ahora, se pagaban de su bolsillo los agentes. Sin embargo, el proceso para la adquisición ha generado una importante controversia que ha obligado al propio jefe de la Policía Local a personarse en el Ayuntamiento de Salamanca.

 

Ha sido durante la mañana de este martes cuando, en el transcurso de la comisión de Contratación en la que se analizaba el gasto de 155.000 euros en la compra de 200 chalecos antibala y antipuñaladas, los grupos han requerido la presencia del jefe policial, José Manuel Fernández. El motivo, las dudas que el pliego de condiciones albergaba no en los grupos de la oposición, sino en la propia intervención municipal.

 

Según varios concejales de la oposición consultados por este medio, el informe de intervención advertía sobre la posibilidad de que el concurso estuviera dirigido a una empresa en concreto. El motivo, que se habían acotado tanto los requisitos del pliego de condiciones que la competencia podría verse muy limitada al ser las especificaciones muy concretas. Por ese motivo, pasadas las 10.30 horas se decidió convocar al jefe de la Policía Local para que explicara los términos del pliego.

 

José Manuel Fernández ha dado una explicación profusa y ha negado que el contrato impidiera la concurrencia de varias empresas capaces de suministrar los 200 chalecos. No obstante, no ha convencido a la oposición que se ha abstenido al considerar que los requisitos técnicos deberían haberse homologado y ser más amplios. Al final, el contrato se ha aprobado con los votos a favor del equipo de Gobierno del PP y la abstención de PSOE, Ciudadanos y Ganemos Salamanca.

Noticias relacionadas