El IPC cierra el año en Salamanca con una caída de cinco décimas

El Índice de Precios al Consumo bajó tres décimas en Salamanca en el mes de diciembre, por lo que la evolución interanual es de -0,5. En el conjunto de España, la tasa interanual se elevó tres décimas, hasta el 0,0%.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) cayó tres décimas en diciembre en Castilla y León respecto al mes anterior (al igual que en España) y la tasa interanual (es decir, la variación de los precios registrada durante los últimos doce meses) se sitúa en el -0,3 por ciento (cuatro décimas menos que en noviembre, -0,7 por ciento), frente a un 0,0 por ciento en España, según los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press. En Salamanca, se registra un 0,3 por ciento menos en diciembre, con lo que evolución interanual se sitúa en -0,5. El grupo de productos que más influyó en este índice fue la caída del precio transporte, especialmente afectado por las bajadas en el precio de los carburantes.

 

En España, bajó un 0,3% el pasado mes de diciembre respecto al mes anterior y elevó tres décimas su tasa interanual, hasta el 0,0%, por la evolución de los precios de los carburantes, del gasóleo para calefacción y de algunos alimentos, como el pescado fresco, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Precisamente, Castilla y León se ha situado como una de las comunidades con subida de la tasa anual, que aumentó en todas las regiones, con Castilla y León, Castilla-La Mancha, Navarra y País Vasco a la cabeza con esas cuatro décimas más.

 

No obstante, Castilla y León cerró el año como una de las autonomías con mayor deflación al acabar con ese -0,3 por ciento, como Castilla-La Mancha, Extremadura y Melilla, y sólo por delante de Canarias y Cantabria (-0,4 por ciento) y Ceuta (-0,6 por ciento). De hecho, la tasa anual se situó en valores positivos en Baleares, Cataluña y País Vasco (0,3 por ciento), Valencia (0,2 por ciento) y La Rioja (0,1 por ciento).

 

Por sectores, los mayores descensos de los precios en el mes de diciembre se registraron en las partidas de vestido y calzado (-2,6 por ciento), como efecto de las rebajas; transporte (-1,6 por ciento) y vivienda y comunicaciones (-0,1 por ciento en cada caso) mientras que se mantuvieron invariables en bebidas alcohólicas y tabaco, medicina y otros.

 

Por su parte, el pasado mes subieron los precios de las partidas de ocio y cultura (1,4 por ciento), menaje y hoteles, cafés y restaurantes (0,2 por ciento en cada caso) y alimentos y bebidas no alcohólicas y enseñanza (una décima más en cada caso).

   Los precios ccayeron en diciembre en todas las provincias de Castilla y León con especial intensidad en Burgos, León y Soria con un 0,4 por ciento menos y una evolución interanual del -0,1; -0,7 y -0,2 por ciento en cada caso.

   Le siguen Ávila, Salamanca, Segovia y Valladolid, con un 0,3 por ciento menos, como en España y en Castilla y León, y una evolución interanual del -0,5; -0,5; 0,1 y -0,2 por ciento en cada caso.

   Finalmente, en Palencia y Zamora los precios cayeron dos décimas con una evolución interanual del -0,4 y -0,1 por ciento en cada caso.

   Así, León, con una evolución interanual del -0,7 por ciento, cerró el año como la más deflacionista, seguida de Ávila y Salamanca (-0,5) y Palencia (-0,4). Por debajo de la media regional (-0,3) se sitúan Soria y Valladolid (-0,2) y Burgos y Zamora (-0,1) de modo que sólo Segovia cerró el año en positivo, 0,1 por ciento.