El INTA en el Arenosillo (Huelva) alberga un nuevo telescopio robótico de gran campo para la exploración del universo

La Estación de Sondeos Atmosféricos del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) en El Arenosillo, ubicado en las proximidades de Mazagón (Huelva), ha sido nuevamente el sitio elegido por el Instituto Astrofísico de Andalucía (IAA-CSIC), para ubicar un telescopio robótico de gran campo en el marco de colaboración de los proyectos 'Bootes' y 'Pi of the Sky' del instituto, merced a un acuerdo de colaboración con la Universidad de Varsovia y el Instituto de Investigación Nuclear de Polonia.



MAZAGÓN (HUELVA), 25 (EUROPA PRESS)



Según han informado a Europa Press desde el INTA, el primero en llegar a España fue ubicado en estas mismas instalaciones en el año 1998, donde se ubica la estación astronómica que acogerá la nueva instalación.

Así, a través de este telescopio, que ha sido inaugurado este jueves, una vez termine de desplegarse toda la infraestructura, se podrá escanear el cielo mediante el uso de 16 cámaras capaces de registrar cualquier imagen "mil veces más débil de la que el ojo humano puede visualizar", según ha explicado Alberto J. Castro-Tirado, profesor de investigación del IAA-CSIC y responsable de la estación Bootes-1 y del proyecto por parte el instituto andaluz.

Por su parte, el Doctor Filip Zarnecki, investigador principal del referido proyecto y responsable por parte polaca, asegura que "cada diez segundos, se observará de manera simultánea la tercera parte de la bóveda celeste y los datos se usarán para el registro de fenómenos celestes así como para estudiar las órbitas de satélites científicos y la detección de basura espacial".

Este conjunto de instrumentos complementará la de telescopios robóticos que se ha distribuido a lo largo del planeta --España, Nueva Zelanda y China-- en el marco de la red Bootes con el objetivo de detectar las emisiones de radiaciones gamma procedentes del Universo lejano, que permitirá adentrarse a los expertos un poco más en las investigaciones sobre el origen del universo.

Esta nueva instalación afianzará el papel de Huelva como uno de los emplazamientos de referencia de Astronomía de Gran Campo a nivel internacional. Un lujo que, en palabras del doctor Benito A. de la Morena espera que sea "bien aprovechado" por los investigadores de la Universidad, ya que, en La Rábida, "dispone de investigadores de reconocido prestigio en informática robótica y electrónica aplicada".