El inspector jefe de Astorga pide cambio de destino tras confesar su mujer y será trasladado fuera de León

Pablo Antonio Martínez, el padre y marido de las dos principales implicadas en el asesinato a tiros de Isabel Carrasco, el inspector jefe de la Comisaría de la Policía Nacional de Astorga, ha renunciado a su cargo y ha solicitado un cambio de destino a sus superiores.

Otras fuentes policiales consultadas han informado de que se ha aceptado esta petición y que será trasladado a otro destino fuera de León.

Desde un primer momento, el hombre ha colaborado con las investigaciones para esclarecer lo ocurrido durante la tarde del lunes, cuando la presidenta de la Diputación provincial fue tiroteada en la pasarela la Condesa sobre el río Bermesga, en León.