El ilustrador Tomas Hijo muestra en Peñaranda sus últimas obras sobre el mundo Tolkien

Tomás Hijo explicó su muestra a los asistentes a la inauguración

«Orcos, elfos y tortugas ninja» es el título de la exposición en la que recoge una docena de grados y y esgradiados que se podrá visitar hasta el 7 de marzo en la Fundación Germán Sánchez Ruipérez

El ilustrador salmantino Tomas Hijo inauguró ayer en el Centro de Desarrollo Sociocultural de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en Peñaranda su exposición titulada «Orcos, elfos y tortugas ninja». Se trata de una muestra de una docena de obras en las que ha utilizado técnicas de grabado y esgrafiado en madera, en linóleo, acuarela y digital. 

 

A la inauguración de su exposición, que se podrá ver hasta el 7 de marzo de lunes a viernes, de 12:30 a 13:30 y de 18:30 a 20:30, acudieron una veintena de personas, entre las que se encontraba la alcaldesa de Peñaranda, Carmen Ávila de Manueles, y la directora del Centro de Desarrollo Sociocultural, Florencia Corrionero. 

 

La carrera de este ilustrador ha estado vinculada al mundo del libro y sobretodo de libros infantiles. Sin embargo, hace un par de años comenzó a crear grabados y esgrafiados en los que refería su particular visión de personajes y escenario del cine y la literatura, especialmente del mundo creado por J.R.R. Tolkien. En este tiempo, ha atraído la atención de galerías británicas y estadounidense. 

 

Ésta no es la primera vez que Tomas Hijo colabora con la Fundación Germán Sánchez Ruipérez ya en 2012 presentó el libro Niños raros, álbum que ilustró con textos de Raúl Vacas, y en 2015 participó del proyecto Nubeteca reinterpretando a los personajes de los cuentos clásicos realizando los diseños para un teatrillo de sombras.