El ibérico no se encuentra en el camino

Los dos sectores siguen sin encontrar puntos en común y se distancian cada vez más

No hay encuentro en el camino ni acuerdo cercano entre los miembros de la mesa de porcino ibérico. Al menos eso es lo que dejan ver cada semana en la Lonja Provincial ganaderos e industriales, que un día más lo han vuelto a demostrar.

Están a la que salta, ven dos mercados completamente opuestos y su visión de la realidad dista mucho de llegar a buen puerto, ya que cuando la situación es complicada, todos buscan su propio interés para sobrevivir.

Los industriales señalaron que el mercado había cambiado de tendencia y que los cochinos "ya no valen lo que antes ya que incluso se están haciendo operaciones por debajo del precio de la Lonja, cosa que antes no se hacía", señalaron los industriales, y por ello pidieron 0,01 euros de bajada.

Por su parte, los ganaderos, demandaron una subida de 0,03 euros para contrarrestar "esa bajada injusta ya que aunque el sector no esté con la misma alegería de semanas pasadas, se sigue pagando más por los cerdos", señalaron.

Sin acuerdo en la mesa, el presidente tuvo que cortar y optó por subir 0,02 euros los cerdos de pienso intensivo mientras que repitió el valor de los de extensivo, provocnado un nuevo caos en la mesa por separar dos sectores que para unos deben de ir de la mano y para otros está bien diferenciarlos. La discusión sin acuerdo se prolongó durante muchos minutos, con la trifulca de cada semana en una mesa que toma protagonismo por cosas demasiado negativas.

En cuanto a los lechones, subieron 0,02 euros mientras que los primales cotizaron a 19 y 20 euros con una repetición de los tostones.

En el blanco, estabilidad, con una repetición de todas las categorías salvo los tostones que subieron un euro.

El ovino, a la baja
Por su parte, la mesa de ovino de la Lonja Provincial cotizó ala baja el precio de los lechazos y repitió el de los corderos. En los primeros, el mercado tiende a la baja debido a la entrada de mucho productos de fuera, en concreto paises como Italia o Grecia, lo que perjudica a un mercado como éste.

Así, los ganaderos demandaron bajadas de entre 0,10 y 0,30 euros mientras que los compradores hicieron lo propio entre 0,50 y 0,60 euros para una bajada final de 0,40 euros, excesiva para los intereses de los productores. En los corderos hubo acuerdo para su repetición.

La variedad roja de patata, tiende al alza
Por último, en la mesa de la patata, no hubo cambios llamativos ya que tan solo modificó su valor el precio de la variedad roja con una subida de 20 euros hasta los 140 por tonelada, mientras que la jaerla continúa a 175 y la agria a 180.