El ibérico de bellota fija su primera cotización entre 1,85 y 2,05 euros

Mesa de Porcino. La localidad de Ciudad Rodrigo acoge un año más su tradicional feria de San Andrés, con el respaldo de un buen número de ganaderos en la que se fija el primer precio de esta categoría
mondrián / david rodríguez
Ciudad Rodrigo celebró en el día de ayer su tradicional Feria de San Andrés, y como es también habitual, el salón de sesiones del Ayuntamiento acogió por un día la celebración de la lonja de porcino ibérico y blanco. Y como es también tradición, en ella se fijó la primera cotización del cerdo ibérico, de bellota y de recebo.

En lo referente a porcino ibérico, la primera cotización del cerdo de bellota, de entre 160 y 170 kilos se fijó entre 1,85 y 2,05 euros el kilo, mientras que por su parte el de recebo, también de entre 160 y 170 kilos, estableció un precio de 1,68 y 1,85 euros el kilo. Mientras, los cerdos de pienso mantienen su cotización de la semana anterior. El normal de 150 kilos se queda entre 1,56 y 1,62, mientras que el de extensivo lo está entre 1,62 y 1,68 euros el kilo.

En el apartado de lechones, marranos y primales se registran pequeñas variaciones. Hasta 23 kilogramos hay un descenso de dos céntimos en su cotización, quedando entre 2,11 y 2,13 euros el kilo; un descenso que se repite para los animales de 30 a 60 kilos, para los que se fija un precio de entre 1,88 y 1,98 euros el kilo. Por su parte, los de 60 a 90 kilos mantienen el mismo precio de la semana anterior, entre 1,61 y 1,81 euros el kilo. Mientras, los tostones de 5 a 7 kilos, experimentan un aumento de dos euros, pasando a costar entre 27 y 29 euros la unidad; y las cerdas reproductoras mantienen su cotización entre 200 y 255 euros la unidad.

En lo referente al porcino blanco, se mantienen las mismas cotizaciones que la semana anterior. El cerdo graso sigue siendo el que más cuesta, entre 1,03 y 1,04 euros el kilo, seguido del cerdo selecto, entre 1,02 y 1,03; y el cerdo normal, entre 1,01 y 1,02. Por su parte, el kilogramo de cerdas se paga a entre 0,56 y 0,59 euros, mientras que los lechones también mantienen su precio de la semana pasada, costando 37 euros la unidad base del lechón de 20 kilogramos. Donde sí se registra variación es en los tostones, con una subida de dos euros la unidad. Así, el tostón de 4 a 6 kilos fija su precio en 27 euros, y el tostón de 6 a 8 kilos, sube hasta los 29 euros.

La última de las mesas fue la de despiece de ibérico. En lo que respecta al jamón ibérico en sangre, el de cebo sube 4 céntimos, estando el kilo entre los 3,95 y 4,10 euros el kilo; mientras que la paleta de ibérico de cebo mantiene su cotización entre 2,73 y 2,88 euros el kilo. Sobre los magros sólo varía su precio el extra (sin presa y sin secreto), donde el precio del kilo baja siete céntimos, para situarse entre 3,35 y 3,45 euros el kilo. Mantienen su cotización la presa (10,65 - 11,15), el secreto (8,74 - 9,19), el solomillo (8,70 - 9,20), y la pluma de lomo (9,07 - 9,57).

En lo referente al despiece, sólo varía el lomo de cebo, que rebaja su precio en siete céntimos, para situarse entre 9,48 y 9,84 euros el kilo. El resto de productos mantienen su coste: la panceta a cuadro, de 1,30 a 1,40 euros el kilo; el tocino de lomo, de 1,25 a 1,35; las costillas, de 0,70 a 0,80; las grasas industriales, de 0,40 a 0,43, y la cabeza, de 0,23 a 0,25 euros el kilo.