El 'ibérico caliente'

La mesa de ibérico cotizó de nuevo al alaza y se disparó 0,04 euros (Foto: Chema Díez)

El presidente de la mesa, una vez escuchadas las propuestas de ganaderos e industriales, decidió una subida de 0,04 euros, de las más elevadas en lo que va de año.

La mesa de porcino ibérico volvió a dejar una nueva subida, en este caso de las más elevadas del año como consecuencia del traslado de la Lonja al miércoles que ha distanciado más a la mesa de la de Extremadura, hecho que ya se ha subsanado.

 

De este modo, el mercado sigue igual o si cabe en una situación mucho más de cara porque hasta los industriales pidieron una subida debido a la escasez de animales. Y es que, en el mes de agosto, cuando los mataderos parar su actividad en un 90% de los casos, el ibérico ha seguido subiendo, hecho que nunca o casi nunca había ocurrido.

 

De este modo, los ganaderos demandaron subidas de entre 0,05 y 0,06 euros mientras que los compradores hicieron lo propio pero entre 0,01 y 0,02 euros, para una decisión final de 0,04 euros de subida que dejó contentos a los productores, no tanto a los industriales, por lo que los cochinos de pienso han tenido un nuevo empujón. El ibérico está 'caliente'...

 

Por su parte, en el blanco existe una gran estabilidad pese a los extraños movimientos del mercado alemán, por lo que las tres clases de cerdos y las cerdas repitieron, al igual quelos tostones con una subida de un euro para los lechones.

 

EL CEREAL SE 'LÍA'...

 

Por otro lado, la mesa de cereales provocó sensaciones muy distintas y contrarias entre ambos sectores y el público presente en la Lonja Provincial, que no entendió mucho las decisiones del presidente.

 

En la ronda de comentarios, dos visiones completamente diferentes, ya que los compradores apelaron a la estabilidad pero en ningún caso subidas, mientras que los agricultores vieron un mercado distinto con tendencias alcistas en todos los cultivos menos el maíz.

 

Por ello, las decisiones fueron 'raras', ya que tanto el trigo panificable como el trigo para pienso repitieron su precio (188 y 178 euros respectivamente), mientras que la cebada subió seis euros hasta los 168 euros, por los tres de la avena (157 euros), con una repetición del centeno (157 euros) y una bajada del maíz de ocho euros, para cotizar a 208 euros por tonelada.

 

También iniciaron su cotización el garbanzo de Pedrosillo (650 euros), la lenteja de Salamanca (550 euros) y la lenteja de La Armuña (850 euros) después de varias discusiones en la mesa de cereales.

 

Por último, el ovino dejó un sector que camina a la baja, eso sí, con visiones diferentes de la realidad por parte de ganaderos y compradores que volvieron, estos últimos, a mostrar su versión más pesimista. Finalmente, los lechazos cotizaron 0,20 euros a la baja por los 0,15 de todas las categorías de corderos.