El Hospital decide retirar el soporte vital a Andrea

El padre de Andrea, a la derecha

Según informa Radio Galicia, el Hospital de Santiago ha decidido retirar el soporte vital a la pequeña Andrea, tal y como solicitaban sus padres que consideran inhumano el sufrimiento de su hija con una enfermedad degenerativa irreversible.

Los padres luchan por una muerte digna de la pequeña, de 12 años y ahora parece que las partes han llegado a un acuerdo y el hospital retirará la alimentación a la paciente y la administrará sedacción

 

A la salida del centro médico el abogado de la familia ha señalado que la pequeña podrá tener una muerte digna como pedían sus padres.

 

El cambio de criterio o, lo que es lo mismo, el seguimiento de las recomendaciones del Comité de Ética Asistencial, que desde hace un mes venía avalando la petición familiar, llega después de la intervención de un juzgado de Santiago. La pasada semana el tribunal había recibido dos peticiones al respecto: una de los pediatras, para reclamar "orientación", y otra de la familia, para exigir la retirada del soporte vital.

 

El pasado 14 de septiembre, el comité de ética asistencial había recomendado en su informe, precisamente, la retirada a Andrea de la medida de soporte vital (NHA --nutrición e hidratación artificial-- por sonda PEG) e instaba a considerar la sedación paliativa.

 

Tras la negativa del equipo de Pediatría a acatar este procedimiento, los padres de Andrea hicieron saltar el caso a los medios de comunicación el pasado miércoles. Pero aunque ahora han conseguido su objetivo, "están mal" porque se preparan para despedirse de uno de sus tres hijos, según indicó el abogado.