El Hospital de Salamanca perderá 19 médicos y 45 enfermeros pese al aumento de las listas de espera

Fernando Pablos y Enrique Cabero, en su comparecencia.

El PSOE denuncia que Sacyl tiene previsto amortizar 91 plazas, el mayor ajuste de la Comunidad, a pesar del creciente número de pacientes que esperan para operaciones y pruebas diagnósticas. Exigirá que se para este "ataque al hospital" y no descarta movilizaciones. 

El PSOE ha denunciado hoy lo que consideran es un ataque sin precedentes al Hospital de Salamanca y a la sanidad pública, y que se va a llevar a cabo en los próximos días si nada lo remedia. Se trata de una reducción de personal que afecta al número de médicos, enfermeros y personal del complejo, la mayor de todos los hospitales de Castilla y León que aumentan casi de manera unánime sus plantilla. Y que se hace cuando las listas de espera para operaciones y pruebas diagnósticas no paran de aumentar.

 

Según ha desgranado el secretario provincial del PSOE, Fernando Pablos, Sacyl ha propuesto a los sindicatos una importante reducción de plantilla en el Hospital de Salamanca. En total, se propone amortizar 91 plazas; de ellas, 19 corresponden a médicos especialistas, 45 a enfemería, 6 al resto de sanitarios y otras 21 son de personal no sanitario. Estos 91 puestos se restan de la plantilla orgánica, la máxima que puede tener el hospital, que además es frecuente que no esté cubierta al completo.

 

Esta reducción de plantilla es exclusiva del complejo hospitalario salmantino, ya que en el resto de los de la Comunidad se aumenta el personal o se reduce en mucha menor medida. Así, Burgos pierde 36 plazas, pero a base de reducir 51 puestos no sanitarios, ya que es un hospital de gestión mixta en el que la empresa privada se hace cargo de la parte no médica; los facultativos aumentan en 15 plazas. Segovia pierde seis puestos a base de reducir enfermeros y personal no sanitario. Y el Río Hortega de Valladolid reduce plantilla, con seis efectivos menos, pero tiene 'al lado' el Clínico de Valladolid, que es el más favorecido por este nuevo esquema de plantilla: gana 231 puestos, 130 de ellos en especialistas y enfermería.

 

 

MENOS MÉDICOS, MÁS LISTA DE ESPERA

 

Además, el Hospital de Salamanca es el único que pierde efectivos médicos de todos los de Castilla y León. Según los datos facilitados por el PSOE, se recortarán 19 puestos de médicos especialistas y 45 de enfermería, además de otros seis del resto de puestos vinculados a la prestación médica. Ningún otro hospital de la Comunidad reduce su plantilla de profesionales sanitarios en la propuesta que ha lanzado Sacyl, salvo el Río Hortega de Valladolid, que cede sólo 11 puestos en enfermería y 5 en otros sanitarios.

 

Esta circunstancia se produce cuando la lista de espera ha experimentado un considerable aumento en los últimos años. A pesar de los esfuerzos de la Consejería de Sanidad por reducir las operaciones y pruebas pendientes, son miles los pacientes del Hospital de Salamanca que están en lista de espera para una intervención quirúrgica o para una consulta con especialistas. Según los datos facilitados por el PSOE, si se comparan los datos del tercer trimestre de 2014 (los últimos disponibles) con los del mismo período de 2011, 4.267 personas esperan por una operación en Salamanca, 1.773 más: esto es, un aumento del 71%. Y en cuanto a las pruebas diagnósticas, entre 2012 y 2014 el número de pacientes pendientes de una cita ha pasado de 6.660 a 8.745 (2.085 más), un 31,3% más.