El hospital de Salamanca, dentro del Clúster de Salud para la investigación

Otros cuatro hospitales de la Comunidad se han integrado en esta plataforma con el objetivo de convertirse en foro de referencia y representación del conjunto de la actividad de la salud.

 

FORMACIÓN E INVESTIGACIÓN

  

Asimismo, el Biotecyl tiene entre sus metas fomentar actividades de formación e investigación en el campo de la salud, así como conseguir un tejido empresarial fuerte que pueda competir en todo tipo de mercados y lograr, de este modo, su plena internacionalización.

  

En Castilla y León se ha incrementado el peso de las empresas biotecnológicas; existen 20 empresas que dan trabajo a casi 2.000 personas. La Comunidad ocupa el cuarto puesto en volumen de facturación, superada solo por Galicia, Andalucía y Cataluña. El sector biotecnológico representa una de las actividades más dinámicas dentro de la economía castellano y leonesa y es el tercero, por detrás de vehículos y componentes de automoción, en volumen de exportaciones en la Comunidad, que han crecido en lo que va de año más de un 9 % y representan alrededor de 600 millones de euros. Esta es una de las claves por las que no ha sido afectado por la crisis económica.

  

El Plan Estratégico 2015-2019 de Biotecyl ha sido calificado como excelente por parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Recientemente este Ministerio ha resuelto la concesión de  ayudas a dos proyectos presentados por Biotecyl relacionados con mejoras en la viabilidad técnica de la Asociación y con el desarrollo de actividades innovadoras.

Cinco hospitales de Sacyl se han adherido al Clúster de Salud de Castilla y León (Biotecyl) para potenciar la "innovación y la investigación" a través de la transferencia de conocimientos, la unidad de acción y la comunicación entre centros.

  

Según han informado a Europa Press fuentes de la Junta en abril de 2013 nació el Clúster de Salud de Castilla y León (Biotecyl) con el objetivo de convertirse en foro de referencia y representación del conjunto de la actividad de la salud en la Comunidad. Actualmente está constituido por una veintena de empresas y entidades públicas y privadas que pretenden hacer de Castilla y León un polo de atracción de negocio en el ámbito de la biotecnología mediante la cooperación entre las empresas y la administración, las universidades, los centros de investigación y los hospitales.

  

Ahora, con la incorporación de los cinco grandes centros hospitalarios de Sacyl, se da un paso más en esta andadura. Así, el Complejo Asistencial Universitario de Burgos, el Complejo Asistencial Universitario de León, el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid y el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca -este ya asociado a través del IBSAL-, se integran a partir de ahora en este sistema para incrementar sus vínculos y potenciar así la innovación y la investigación.

  

Entre las ventajas de la unión de los centros hospitalarios al clúster biotecnológico destaca, en primer lugar, la transferencia del conocimiento, ya que esto facilita que sus integrantes compartan y adapten sus proyectos a las necesidades del conjunto. Por otra parte, la integración en el clúster ofrece unidad de acción para afrontar planes y trabajos colaborativos y, finalmente, potencia los canales de comunicación y conocimiento de sus miembros.

  

Además de estos cinco hospitales, actualmente son miembros del Clúster de Salud de Castilla y León empresas biotecnológicas -Amadix, Antibióticos de León, Apointech, BioiNRen, Biomar, Cytognos, Immunostep, Inbiotec Innova Genomics, León Research, Proton Laser Applications, TCD Pharma, Usala Laboratorios, Vivia Biotech, Gadea, Raman, AC gen- y otros grupos asociados -CIC-IBMCC, Fundación General de la Universidad de León y de la empresa, Instituto de Biotecnología de León, Universidad de León, Universidad de Salamanca, Funge (Universidad de Valladolid) e IBSAL-.

  

El Clúster de Biotecnología se creó con el objetivo de dinamizar e impulsar el sector de la investigación a través de la formación, el desarrollo, la innovación y la transferencia de tecnología, para así lograr un sector altamente competitivo tanto en el área de la salud en Castilla y León como en los ámbitos nacional e internacional. Además, también pretende promover el crecimiento y la competitividad en su ámbito de actuación y el de sus asociados, apoyando el desarrollo de los mismos en todos los ámbitos de su actividad.