El hospital de Salamanca, a punto de iniciar el servicio de inscripción de los recién nacidos

La nueva norma aprobada por el Congreso establece que los recién nacidos ya pueden ser inscritos desde el propio Hospital en el Libro de Familia sin necesidad de que los padres tengan que acudir al Registro.

Este 15 de octubre ha comenzado un nuevo servicio para los padres. Y es que, el Congreso de los Diputados ha aprobado una enmienda del PP que indica que será el propio hospital el que inscriba en el Libro de Familia a los recién nacidos sin necesidad de acudir al Registro. 

 

Así, el hospital de Salamanca pondrá en breves fechas este servicio en funcionamiento ya que está todo el procso casi completado a falta de un pequeño sistema que ha provocad un pequeño retraso, pero que no tardará en subsanarse, por lo que en breves fechas entraráen funcionamiento, según han confirmado fuentes hospitalarias.

 

De este modo, el procedimiento para inscribir a los bebés recién nacidos en el Registro Civil va a experimentar ciertos cambios importantes que conviene saber, pues desde este día será el personal de los hospitales el que inscriba a los bebés en el Registro Civil.

 

Según prevé la nueva ley, el personal sanitario será el encargado de la inscripción de los recién nacidos, algo que hará enviando los datos vía electrónica, por lo que ya no será necesario que los padres se desplacen en los días posteriores al parto al Registro Civil para inscribir a sus hijos en el Libro de Familia y el resto del papeleo del bebé.

 

CAMBIOS EN EL REGISTRO CIVIL

 

Según se explica en la nueva enmienda del PP a la ley, la dirección de loscentros sanitarios donde se produzca el parto tendrá 72 horas para comunicar los nuevos nacimientos al Registro Civil que corresponda después del parto, siendo responsabilidad del personal sanitario identificar al recién nacido y comprobar su filiación materna.

 

Asimismo, este personal tomará las huellas plantares del bebé y las dactilares de la madre, pues la realización de estas pruebas tendrá que constar en la inscripción del nuevo bebé, cuya documentación estará firmada por los padres e incluirá el nombre del niño y su nacionalidad, así como la firma del médico que asista el parto.

 

En un principio, los médicos firmarán a mano toda la documentación,aunque el objetivo es que lo hagan mediante la firma electrónica. Por esto mismo, hasta que el personal médico no disponga del certificado electrónico, es probable que se fijen otros "procedimientos tecnológicos".