El hombre de 72 años acusado de agresión sexual en Malagón(Ciudad Real) dice que la relación fue consentida

El hombre de 72 años acusado de una agresión sexual a una joven rumana de 32 años en Malagón (Ciudad Real) en 2006 ha declarado este jueves, durante la vista oral, que no hubo tal agresión y que las relaciones fueron consentidas.


CIUDAD REAL, 20 (EUROPA PRESS)

El hombre de 72 años acusado de una agresión sexual a una joven rumana de 32 años en Malagón (Ciudad Real) en 2006 ha declarado este jueves, durante la vista oral, que no hubo tal agresión y que las relaciones fueron consentidas.

En el juicio, celebrado en la Sección Primera de la Audiencia de Ciudad Real, el fiscal ha mantenido la petición de ocho años de cárcel, mientras que la defensa ha solicitado la libre absolución.

La víctima, M.P., ilocalizada desde 2008, al igual que su cuñado, llamado como testigo, no ha comparecido el juicio y para su testimonio ha sido visionada una grabación de su declaración en el juzgado de instrucción de Daimiel, donde se llevó el caso.

El acusado, J.L.P., ha relatado que fue a la casa de la familia para ver si conocían a alguien que pudiera ayudarle en tareas agrarias, concretamente, la limpieza de viñas, y que tras explicarle lo que quería ella misma se ofreció a hacer la labor.

A partir de ahí, según la versión del hombre, en pocos días, empezaron a tener una "amistad muy intensa", y que, además del trabajo, compartían otras salidas por el pueblo y por pueblos cercanos, como Fernán Caballero.

El día de los hechos, 27 de abril de 2006, al igual que las dos jornadas anteriores, cuando comenzaron a trabajar juntos, el hombre fue a recogerla a la casa y la llevó a la viña donde tenían que desarrollar su labor.

Al llegar al lugar, poco después de las ocho de la mañana, pasaron a la parte trasera del vehículo y allí consumaron el acto sexual completo.

La versión dada por la mujer, a través de la declaración grabada, asegura que, en los dos días anteriores, el hombre intento besarla y abrazarla y que, el tercer día, el acusado volvió a intentarlo y que, pese a su negativa, no pudo impedir que la forzara.

También ha contado que el hombre le dio 50 euros y que le pidió que no le denunciara y que él la ayudaría en todo lo que pudiera si mantenía silencio sobre lo ocurrido.

Por su lado, el abogado de la defensa ha sostenido que fue la mujer la que pidió dinero, concretamente, 3.000 euros, y al negarse el hombre a dárselo, fue cuando lo denunció.