El 'hackeo' de Dropbox pone en alerta a las empresas salmantinas 'en la nube'

El pirateo masivo en el gigante del almacenamiento virtual evidencia la necesidad de reforzar la seguridad informática. Una de las medidas más interesantes, formar a la plantilla: Un 90% de los problemas provienen del interior de las empresas, no de ataques externos.

El último caso de pirateo masivo, sucedido la semana pasada al gigante del almacenamiento en ‘la nube’ Dropbox y cifrado en 60 millones de cuentas afectadas, ha puesto en relieve la importancia de la ciberseguridad en el ámbito empresarial.

 

Según Agustín Lorenzo, presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Tecnologías de la Información y la Comunicación (AESTIC), integrada en la patronal CONFAES, las pymes salmantinas no se quedan atrás en la demanda de este tipo de servicios informáticos. “Cada vez más empresas de Salamanca trabajan en ‘la nube’ con programas de gestión, CRM… Esta circunstancia y lo que ha sucedido con Dropbox ha aumentado la demanda de servicios vinculados a la ciberseguridad”, explica.

 

Un control exhaustivo de esta disciplina evitará sorpresas que se pueden traducir en una pérdida económica para la empresa. “La ciberseguridad es un aspecto que le cuesta mucho dinero a las empresas y éstas tienen que estar blindadas ante cualquier eventualidad. Un fallo en los equipos informáticos afectaría a su productividad y competitividad”, indica Agustín Lorenzo.

 

Sin embargo, no todas las empresas de Salamanca están concienciadas y descubren sus verdaderos riesgos cuando ya no hay solución. “Cuando las empresas nos llaman y ven que se quedan sin poder trabajar durante cinco días o una semana, realmente se conciencian de la importancia que tiene en su día a día”, advierte.

 

Para ello, el presidente de AESTIC y de la asociación regional AETICAL insiste en que una formación adecuada de los trabajadores es muy útil. La principal amenaza de ciberseguridad en las empresas es el propio trabajador. Un 90% de los problemas que encontramos provienen del interior de las empresas, no de ataques externos. Es capital que los trabajadores estén formados y sepan qué hacer en determinadas situaciones, como por ejemplo correos que contienen virus ‘cryptolocker”.

 

Igualmente, Agustín Lorenzo destaca la importancia de que sea un profesional del sector quien realice individualizadamente la auditoría de seguridad para conocer las necesidades de la empresa. “Sólo un profesional cualificado sabrá que opción de seguridad sea más conveniente en cada caso. Una empresa es un mundo y los puntos vulnerables que se tienen que reforzar en una (copias de seguridad, protección de datos…), no tienen por qué reforzarse en otra”, concluye.