El Guijuelo tropieza con la misma piedra…

Los de Idiakez tiraron el partido (1-3) debido a su poca contundencia atrĂĄs y repiten los fallos del encuentro ante el Osasuna B

El Guijuelo ‘debutó’ en las pistas del Helmántico con ganas y buen fútbol en el inicio del choque frente a una Real B demasiado rocosa y física pero que desde el principio no pudo con los charros en lo que a fútbol se refiere, pero que se llevó el gato al agua bajo la premisa de quien perdona lo termina pagando. Tampoco ayudó mucho el campo, demasiado duro y que el Salamanca no quiso regar.

Y vaya si lo pagó el Guijuelo que vio como la Real B culminaba la remontada con la única manera en la que podía meter un gol: un fallo defensivo de los de Idiakez y un barullo en el área que Rodríguez aprovechó para dejar a los salmantinos con cara de póker y poner el 1-2 en el marcador. Con el ‘Guiju’ volcado, el filial donostiarra aprovechó otra contra para infligir un castigo demasiado duro para los de Idiakez que revivieron los fantasmas de Pamplona.

Desde el inicio, los chacineros se mostraron aguerridos y enseĂąaron los dientes en un lanzamiento de falta de IvĂĄn Mateo que provocĂł la ira del pĂşblico y los salmantinos ante un gol fantasma que finalmente no subiĂł al marcador.

No obstante, este hecho solo sirvió para que el ‘Guiju’ se viniese arriba y lograra el primer gol en el marcador gracias a una jugada de Eneko por la izquierda que entre Edu Espada y la defensa introdujeron en el arco donostiarra desatando la locura en las gradas. Eraiguakda el minuto 10.

Los de Idiakez siguieron a lo suyo pero cometieron un error en defensa que fue clave para el empate del equipo de Meho Kodro tras una internada por la izquierda de Barcina cuyo centro rematĂł el delantero RodrĂ­guez a la red con un cabezazo inapelable.

Pero el Guijuelo continuĂł jugando al fĂştbol y Chema se convirtiĂł en el puĂąal que faltaba por sumarse a la fiesta y desatĂł la locura de los aficionados por la entrega y la lucha del ex del Valladolid. AsĂ­, con un resultado igualado y un juego muy superior del Guijuelo concluyĂł la primera parte.

En la reanudaciĂłn, los de Idiakez salieron con menos chispa que en el primer acto y el juego se embarullĂł con poca fluidez del balĂłn que al principio solo se rompiĂł con una jugada de Edu Espada que vio la incorporaciĂłn de Tejedor al que se le hizo muy pequeĂąa la porterĂ­a realista y mandĂł el balĂłn arriba.

Idiakez fue a por el partido
Solo cinco minutos despuĂŠs, una jugada bien trenzada de la Real termina con un pase de Ros a Beitia que se planta ante Montero pero este le gana en el mano a mano, levantando a la aficiĂłn de sus asientos. Pero estas ocasiones solo fueron un espejismo. Entonces, Idiakez decidiĂł mover ficha y en el minuto 65 Koeman entrĂł por Valero en una clara apuesta ofensiva recolocando el esquema tĂĄctico con Chema de lateral derecho y una lĂ­nea de tres arriba con mucha movilidad con Koeman, Romero y Edu Espada.

Un enorme fallo en defensa a falta de cuatro minutos para el final del choque sentenció a los de Idiákez porque Rodríguez, el 9 de la Real B aprovechó un barullo en el área para matar las esperanzas del ‘Guiju’ que se diluyó como un azucarillo. Y para terminar, los de Kodro aprovecharon una contra para poner en el marcador el 1-3 obra del otro Kodro, el hijo, y revivir los fantasmas de Pamplona.