El Guijuelo tenía que ganar y... ganó

(Foto: Chema Díez)

El CD Guijuelo vence al Peña Sport con claridad gracias a los goles de Pino y de Ayub para seguir soñando con la Copa del Rey y meter presión a sus rivales. Choque cómodo para los de Rubén de la Barrera.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PEÑA SPORT: Jorge; Goñi, Odei, Julen (m. 58 Itu), Iván; Cardo, Mankón, Rubio (m. 68 Beñat), Jorge; Navarro y Giles. 

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Piojo, Jonathan, Ramito, Aspas; Palazuelos, Carlos Ramos, Luque, Jonxa Vidal (m. 79 De la Nava); Ayub (m. 58 Raúl Ruiz) y Pino.

 

GOLES: 0 - 1 minuto 6, Antonio Pino. 0 - 2 minuto 51, Ayub.

 

ÁRBITRO: Álvarez Borbolla. Amonestó a ... por parte del Peña Sport y a Ayub (m. 30), Ramiro (m. 42) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 36 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a Peña Sport y CD Guijuelo en San Francisco.

Primer 'match ball' salvado. El CD Guijuelo cumplió con el guión previsto y se alzó con una victoria que le permite seguir con opciones de ser quinto de su grupo gracias al triunfo logrado en Tafalla frente a un Peña Sport ya descendido a Tercera.

 

Y lo hizon gracias a dos tantos de Pino (m. 6) y Ayub (m. 51) en un choque cómodo, que los salmantinos manejaron a su antojo y que les deja un poco más cerca del objetivo de la Copa del Rey con 54 puntos, en uno de los partidos más cómodos de la temporada, si cabe. Pocos apuros pasaron los de Rubén de la Barrera salvo en el tramo final del choque, pero sin generar demasiadas opciones en ataque, pese a un final un tanto permisivo.

 

Rubén de la Barrera siguió confiando en el mismo bloque de las últimas jornadas y que ha remontado el vuelo del equipo en un partido en el que no se podía fallar. La única novedad en el once respecto a la última jornada fue la entrada de Carlos Ramos en sustitución del sancionado Javi Rey, mientras que no hubo cambios en el resto.

 

El Guijuelo tenía una consigna clara y ésa no era otra que ir a por el partido desde el principio para intentar cerrar cuanto antes la primerade sus finales. Y lo hizo... y es que, el mal endémico del CD Guijuelo (el gol), llegó en el minuto 6 en las botas de un Antonio Pino fundamental para este equipo, tras remachar un buen pase de Ayub en el área, y después de una buena combinación iniciada por Palazuelos, que sorprendió al Peña Sport.

 

De cara se le ponían las cosas al equipo de Rubén de la Barrera desde el principio, sabedor de todo lo que se estaba jugando y para no dejar lugar a las dudas. El 0-1 daba mucha tranquilidad para todo lo que restaba y más conociendo la facilidad del Guijuelo para jugar con marcador a favor.

 

Pasaban los minutos y el equipo no pasaba apuros y se notaba cómodo en el terreno de juego con la tranquilidad que le daba el marcador, buscando opciones por banda con Aspas y Piojo, y por dentro con Jonxa, Ayub o Pino. Apenas pasaba apuros el equipo de Rubén de la Barrera que quizá le dio un poco más de portagonismo a un Peña Sport, que tampoco generaba mucho peligro.

 

Así se llegó al final de una primera parte controlado en su totalidad por un Guijuelo seguro que, eso sí, debía pensar en cerrar el partido para evitar sorpresas desagradables, aunque poco esperadas.

 

SENTENCIA AYUB

 

En la reanudación, el guión del partido iba a ser el mismo del principio del choque, y en el 51, los de Rubén de la Barrera dejaron resuelto el choque gracias a buen gol de Ayub quien, llegando con velocidad, entró en el área y batió a Jorge de un disparo sin que éste ùdiese evitarlo.

 

Con este gol, el CD Guijuelo despejó los fantasmas y permitió al equipo lograr una victoria de oro en su lucha por meterse en la Copa del Rey. De la Barrera movió ficha dando entrada a Raúl Ruiz y Ángel Sánchez por Ayub y Aspas (dolorido), con el fin de buscar más frescura y repartir minutos en un partido ya sentenciado.

 

El paso de los minutos provocó que el choque se abriese un poco más, ofreciendo más opciones a un Peña Sport que se lanzó adelante tras el 0-2, pero de manera insuficiente y con la permisividad del Guijuelo. Así las cosas, el Guijuelo da un paso de gigante y cumple con el guión previsto. O lo que es lo mismo, tenía que ganar... y ganó.