El Guijuelo suma tres puntos más de vida

El equipo salmantino se lleva un partido de oro pese a no brillar en su fútbol, comandado por el trabajo del bloque y con los goles de Carlos Rubén y Valero. 'El profe' Chuchi dio una nueva lección y no solo de fútbol.

 

(Foto: Alba Villar)

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Felipe Ramos; Antonio Moreno, Rigo, Yeray, Razvan; Javi Moreno, Valero, Fran Pastor (m. 80 Raúl), Carlos Rubén (m. 70 Lambarri); Chuchi (m. 86 Ramiro) y Nierga. 

 

CELTA DE VIGO B: Néstor; Soto, Samuel, Goldar, Crespo; Casas, Youssef (m. 45 Jordan), Javi Rey (m. 55 Borja Igleisas), Yelko; Javi Qué (m. 68 Thaylor) y Señé.

 

GOLES: 1 - 0 minuto 42, Carlos Rubén. 2 - 0 muinuto 83, Valero.

 

ÁRBITRO: Fernández Fernández (colegio extremeño). Amonestó a Valero (m. 64), Chuchi (m. 66) por parte del Guijuelo y a Youssef (m. 11) y Thaylor (m. 76) por parte del Celta B.

 

EN DETALE: Partido correspondiente a la jornada 33 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a CD Guijuelo y a Celta B en El Municipal ante más de 600 espectadores.

Tres puntos más de vida; ése fue el botín que se llevó el CD Guijuelo del Municipal ante el Celta B en la primera de sus seis finales que le valieron además para recortar dos puntos al Racing de Ferrol (empató en Valladolid) en una buena jornada para los salmantinos que siguen quintos en la tabla.

 

Y lo que es más importante, con esperanza de cara al futuro al llevarse un partido en el que el Guijuelo no tuvo su mejor día, especialmente en una mala primera parte en la que el Celta B fue superior e impidió a los locales hacer su juego. Y en la segunda, los salmantinos mejoraron a ráfagas pero siguieron sin recuperar su señas de identidad.

 

El Guijuelo saltó al campo con varias novedades en el once ya que ni Lambarri ni Raúl Ruiz salieron desde el inicio y sí lo hizo 'El Increíble' Nierga en el puesto de '9' y Carlos Rubén de interior izquierdo después de varias semanas fuera por lesión. Fuera de la lista, además de Gonzalo y Jonathan, Garban y Granados.

 

El choque comenzó con el mando por parte de un Guijuelo que sabía lo que se jugaba contra un Celta B que había dejado en el banco a De Amo, Borja Iglesias o Jordan... los primeros minutos del choque sirvieron para que ambos equipos conociesen sus intenciones, pero el Guijuelo tenía que empezar a 'morder' desde ya porque desde el inicio estaba sesteando.

 

No daba señas de peligro y se encontraba atenazado ante el empuje del filial celeste y los de Estévez no encontraban la fluidez necesaria para sacar el balón con claridad desde atrás. Solo alguna salida de Yeray, pero demasiado solo, lograba romper el entramado planteado por Toni Otero.

 

Además, el Celta B no renunciaba a tener el balón y en algunas combinaciones el Guijuelo sufría en exceso y más con la presión a la que sometía el equipo gallego con sus hombres de arriba, dificultando mucho al Guijuelo su salida. Por el momento, Estévez perdía la batalla en el centro del campo con superioridad numérica del Celta en esa parcela, con un equiopo roto en dos.

 

Pasaban los minutos y el Guijuelo seguía sin encontrar el modo de superar a los gallegos y la única solución parecía el balón parado... y así fue. Un córner botado por Chuchi en el 42 fue peinado en el primer palo y rematado después por Carlos Rubén para hacer el 1 - 0 y despejar las dudas en una mala primera parte. Tenía que ser así y así fue.

 

TRABAJO PARA SUMAR TRES PUNTOS

 

En la reanudación, el Guijuelo pareció entrar en el partido en mejores condiciones, espoleado por el gol al filo del descanso, pero con la precaución debido de medirse a un filial como el Celta B que no se iba a rendir.

 

(Fotos: Alba Villar)

 

El guión de la segunda parte fue bastante distinto al de la primera, con un Guijuelo más agresivo e intenso en la presión, y con Valero y Chuchi asociándose para crear peligro en el área celeste. Una de ellas terminó con una falta sobre Óscar en la frontal que Chuchi botó con maestría pero la pelota se marchó por muy poco tras salvar la barrera. Era el minuto 60 y 'el profe' marcaba la diferencia, contestando de nuevo en el campo a los que aún dudan.

 

A partir de ahí, el Celta B se estiró un poco más y creó dos ocasiones por el costado izquierdo del Guijuelo con Borja Iglesias como protagonista pero sus centros no encontraron rematador.

 

En el 70, Lambarri salió por un Carlos Rubén fundido, que realizó un gran trabajo al margen del gol. Pero el Guijuelo seguía sin brillar y sin cerrar el partido, dejando con mucha vida al Celta B. En el 79, de nuevo 'el profe' Chuchi volvió a deleitar a la grada con otro lanzamiento de falta marca de la casa que en esta ocasión se encontró con Néstor, evitando la sentencia de los salmantinos.

 

En el 80, Raúl sustituyó a Pastor para darle más aire al costado derecho, en un partido en el que hubo que luchar hasta el final para lograr el mejor botín en forma de tres puntos. No brilló el Guijuelo, pero sí el trabajo del bloque, que resolvió en el 83 cuando Raúl (jugador desaprovechado) puso un balón de oro a Valero, que metió la bota parta hacer el segundo, sentenciar el partido y sumar tres puntos de vida... y de opciones de play off.

 

* PD: Un sector minoritario de la afición simuló gritos de un mono cuando el jugador del Celta B, Thaylor, tocaba la pelota en algunas fases del partido. Actitud denunciable que debe eliminarse de los terrenos de juego.

Los jugadores celebran el gol de Carlos Rubén (Foto: Alba Villar)
Ver album

Noticias relacionadas