El Guijuelo se torna en un cúmulo de despropósitos para salir goleado sin paliativos

El Club Deportivo Guijuelo firmó un partido repleto de despropósitos ante un Coruxo que le ganó la partida en el planteamiento y aprovechó su verticalidad y los errores visitantes para golear. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

5 CORUXO FC: Brais, Mella, Cristóbal, Comesaña (Alberto García, min. 78), Acoidan, Pablo García, Pedro Vázquez, Cifuentes (Lamas, min. 82), Ortiz, Salinas y Adrián Armental (Antúnez, min. 75).

 

0 CD GUIJUELO: Kike Royo, Raú Ruiz, Aitor Aspas, Ramiro (Chema Antón, min. 55), Jonathan, Javi Rey, Carlos Ramos, Palazuelos (Piojo, min. 46), Nacho Rodríguez, Julián Luque (Romero, min. 65) y Néstor Gordillo.

 

ÁRBITRO: David Gálvez Rascón (colegio madrileño). Mostró cartulina amarilla al local Cifuentes y a los visitantes Chema Antón, Carlos Ramos.

 

GOLES: 1-0, min. 24, Ortiz. 2-0, min. 45, Cristóbal, de penalti. 3-0, min. 47, Salinas. 4-0, min. 56, Comesaña. 5-0, min. 88, Lamas. 

 

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la jornada 12 de Liga disputado en O Vao. 

El Club Deportivo Guijuelo que presumía de ser uno de los equipos menos goleados en las primeras once jornadas de Liga echó por tierra su seguridad atrás en un partido en el que no hizo apenas nada bien. Ni supo crear ni supo defender, facilitando con errores propios a un buen Coruxo que aprovechó su fútbol vertical con una victoria sin paliativos.

 

Es difícil encontrar un partido esta temporada en los que el Club Deportivo Guijuelo haya dado más facilidades y cometido más errores que en el firmado ante el Coruxo, que planteó un partido casi perfecto. Quizás en Burgos sí pareció igual de perdido el equipo pero en Do Vao sorprendió esta situación por cómo venía desarrollándose su juego las últimas semanas y nunca fue capaz de responder al planteamiento y las ganas de su rival. 

 

Desde el minuto uno se vio mucho más cómodo y con las ideas mucho más claras al Coruxo. Cortocircuitó las ideas de los jugadores del Guijuelo con una presión a la salida del balón que es habitual en los rivales del equipo. Pero los problemas eran evidentes porque cada vez que el balón salía desde la zaga al centro por la zona media, la recuperación del Coruxo era casi inmediata. De hecho a los cuatro minutos Salinas pudo aprovecharlo tras un robo y un disparo desde la frontal que salió rozando el palo.

 

Sin ideas en la medular -muy lenta-, sin un enganche para enlazar con un Nacho demasiado solo y haciendo la pelea por su cuenta, los intentos del Guijuelo por rebasar la línea media se limitaban a envíos en largo que quedaban en nada y que facilitaban al Coruxo la recuperación y el despliegue rápido sobre la portería de Royo. 

 

No llegaban ocasiones claras pero sí centros al área que generaban muchas dudas entre la zaga del conjunto chacinero y que cuando se disputaba la mitad del primer tiempo acabaron por llevar la recompensa a las filas Coruxo. La jugada nació desde el centro del campo con un cambio de orientación hacia la banda izquierda donde Pedro se fue de su par, centró al área para encontrar el remate de Salinas al que respondió con un paradón Royo. Pero el portero no pudo hacer otra cosa que repeler y ninguno de sus compañeros pudo despejar antes de que Ortiz solo tuviera que empujarla al fondo de la portería.

 

El tanto no varió el guión del encuentro porque el Coruxo mantuvo la disposición que tantos problemas le estaban generando al Guijuelo que no encontraba ni a Luque ni a Gordillo ni a Nacho y que, por lo tanto, ni siquiera era capaz de pisar área. Mandaba calentar jugadores De la Barrera consciente de que el partido así era imposible levantarlo pero los cambios parecían destinados ya al segundo tiempo.

 

Sin embargo antes de que llegara el descanso también lo hizo el segundo tanto del Coruxo. Un gol que se puede considerar un regalo porque llegó después de un penalti absurdo de Aspas que se vio superado por Comesaña y sobre la línea de fondo le derribó por detrás. No había para la duda y Cristóbal batió a Royo que pese a adivinar la dirección del balón no pudo alcanzarlo.

 

Parecía quen o podían ir peor las cosas pero sí. Movió el banquillo el técnico del Guijuelo dando entrada a Piojo para intentar buscar más las bandas pero no dio tiempo a comprobar si la variante podía funcionar porque en apenas dos minutos el Coruxo ya había hecho el tercero y, de nuevo, fruto de un regalo.

 

Una pérdida en la medular que aprovechó Ortiz para realizar un pase interior perfecto hacia Salinas que se plantó en solitario ante Royo para volver a perforar la portería del Guijuelo. Un minuto antes ya tuvo otro casi idéntica.

 

El desastre se consumó pocos minutos después. Insistía e insistía el Guijuelo en salir jugando desde atrás pese a los evidentes problemas que le planteaba el Coruxo y en una de esas Javi Rey devolvió un balón flojo hacia Royo, Comesañan lo peleó y sobre su cuerpo se estrelló el intento de despeje del portero para que el rechace acabara en el fondo de las mallas. 

 

Hasta el final sólo quedaba sufrir e intentar mejorar la imagen y el marcador pero el Guijuelo apenas disparó una vez entre los tres palos, bien resuelta por Brais, y el Coruxo puso la rúbrica a su triunfo a dos del final con el mejor gol de la tarde. Un gran tanto desde la frontal del Lamas, con un disparo que se coló sin que Royo tuviera la ocasión de hacer nada.