El Guijuelo se suma a la fiesta y sigue soñando con tres puntos de oro

Koeman fue el referente y hombre con más movilidad en el Guijuelo, autor del único gol que campeó en el marcador

El Guijuelo se sumó a la fiesta, y qué mejor manera de hacerlo que consiguiendo tres puntos de oro ante una Gimnástica que estrenaba campo y un público entregado a la causa, pero que no fueron suficientes para derrotar a un sólido Guijuelo que se mostró serio y sobrio en defensa y que supo sufrir para seguir soñando con los Play Off. Koeman fue el referente ofensivo y volvió loca a la zaga cántabra anotando el gol de la victoria y desquiciando a los zagueros cada vez que pisaba el área.

Así, los de Idiakez se colocan con 33 puntos, momentáneamente a dos de los puestos de promoción de ascenso y con la ilusión de seguir soñando, jugando como un equipo y consiguiendo una victoria de mérito como ésta.

No obstante, la Gimnástica de Torrelavega estrenaba estadio (El Malecón) y el campo era una fiesta con las gradas a reventar pero eso no amedrentó a un Guijuelo que salió desde el principio a hacer su juego, el que lleva haciendo desde el inicio de temporada, lo que le llevó a controlar el juego en gran parte de los primeros 45 minutos, pero fue un dominio alterno.

El Guijuelo salió de inicio con dos puntas, Koeman y Edu Espada y con José Romero ante las bajas de Gascón, Eloy, Borja y Garban por lo que Imanol Idiakez cambió un poco la cara al equipo en relación a otras jornadas, lo que le hizo tener más profundidad y una mayor entrada por bandas. También con Tejedor, gran sorpresa en el once después de muchos meses sin disputar un solo minuto.

En el minuto 20 el Guijuelo se acercó con peligro a la meta del equipo cántabro y se aprovechó a partir de ese momento del nerviosismo de un equipo que estrenaba estadio y no supo encontrar desde el principio su sitio y así llegó otra jugada de peligro de Koeman en el minuto 25 tras un centro desde la izquierda de Toño Vázquez; el salmantino y Edu Espada, con su movilidad, hacían mucho daño arriba.

Pero cosas del destino, o del fútbol, la Gimnástica perdió los nervios iniciales y olvidó los complejos y comenzó a jugar al fútbol creando peligro ante la meta de Montero con una ocasión de Negredo en el minuto 30. Pero fue en el 42 cuando los cántabros tuvieron la mejor ocasión (por partida doble) con un disparo de Cristian que hizo lucirse a Montero con una soberbia parada. Acto seguido y tras botar el córner, la volvió a tener Cristian pero pudo salvar la zaga.

Y, a partir de ahí, llegó la locura, con un minuto de infarto. Corría el minuto 43 cuando la Gimnástica de Torrelavega pilló al Guijuelo en un fallo defensivo y Negredo anotó el primero gol que, sin embargo, fue anulado por el colegiado al considerar que el jugador estaba en posición incorrecta. Los jugadores del equipo santanderino se quedaron protestando la jugada, hecho que aprovechó el Guijuelo para, a la contra, bien llevada por Valero y ejecutada por Koeman, poner el primero en el marcador (minuto 44), y aguar la fiesta en El Malecón, con las protestas de los locales, aunque el fuera de juego pareció claro.

Estos dos minutos de vértigo decidieron una primera parte que solo se animó en el último tramo, en este caso a favor de los charros.

El segundo acto fue de los cántabros
En los segundos 45 minutos, el Guijuelo no fue el de la primera parte, ni mucho menos y se vio superado por la Gimnástica en ataque con llegadas de Carlos en el 69 y de José Luis en el 75, que respondió bien Montero, convirtiéndose en uno de los puntales del equipo. Los de Imanol Idiakez solo lo intentaban a la contra y supieron sufrir ante el acoso de los cántabros que se volcaron a la portería charra.

Pero en el minuto 80 llegó una buena noticia para el Guijuelo porque una internada de Koeman en el área rival provocó que Mario hiciese penalti y se fuese a la calle debido a la tarjeta roja que le mostró el colegiado, animando las esperanzas de los salmantinos de conseguir los tres puntos.

Pero Iván Mateo erró la pena máxima lanzando el balón fuera y desaprovechando la ocasión de cerrar un partido que estaba complicado pese a contar con un hombre más. Y Koeman lo seguía intentando hasta convertirse en un azote para la zaga rival porque cada vez que cogía el balón creaba peligro a los cántabros.

Pero el Guijuelo supo cerrarse atrás y aguantar un resultado para aguar la fiesta a la Gimnástica con la inauguración del Malecón y traerse tres puntos de oro que le siguen aupando a los puestos altos de la tabla para no perder de vista el Play Off de ascenso.

FICHA DEL PARTIDO

GIMNÁSTICA TORRELAVEGA: Iván Crespo; Rubén, Cristian, Cusi, Aarón (min. 67, Carlos), Nando (min. 65, Siro) Abraham, Javi, Mario, Alberto y Negredo.

CD GUIJUELO: Montero; Tejedor, Jonathan, Molo, Toño Vázquez; Tete, Iturralde, Romero (min. 65 Iván Mateo), Valero; Edu Espada (min. 75 Eneko) y Koeman min. (88 Chema).

ÁRBITRO: Istúriz Latorre-Asier. Amonestó con tarjeta amarilla a Cristian (63’) y expulsó a Mario (80') por parte de la Gimnástica y a Tete (36’), Molo (45’), Tejedor (55’), Toño Vázquez (64’) y Mateo (70’) por parte del Guijuelo.

GOLES: 0-1, minuto 44, Koeman.