El Guijuelo se queda sin ‘GENIO’…

José Romero, uno de los mejores jugadores de la categoría, buscará su futuro lejos de Guijuelo, “donde he pasado cuatro años muy bonitos y donde dejo muchos amigos”.

 

Toda historia tiene un final y la de Romero y el Guijuelo parece haber terminado. La incertidumbre que rodea al equipo y las mayores aspiraciones del ‘10’ del Guijuelo han llevado a ambas partes a decirse un “hasta luego”, salvo cambio radical de esta situación.

 

Sin duda, José Romero es un jugador distinto, diferente al resto en todos los ámbitos, superior y con mucho fútbol y de calidad en sus botas. “No sé si soy un jugador diferente… la gente sí me lo dice, pero yo solo trato de disfrutar al máximo en cada partido porque jugando al fútbol soy feliz”, señala.

 

Es ‘el GENIO’, aunque “yo creo que hay muchos genios más en esta categoría, no es para tanto. Voy a estudiar este verano las ofertas que me lleguen y a ver por cuál me decido; no descarto nada pero tengo que buscarme un futuro”. ¿Jugar en una categoría superior? “No lo sé, ojalá, pero en Segunda B hay muy buenas cosas y equipos conde también puedo disfrutar jugando al fútbol que es lo que me gusta hacer. En Guijuelo he pasado cuatro año muy bonitos, con sufrimiento y que me han hecho aprender muchas cosas y madurar como persona y futbolista”.

 

“HA SIDO MI AÑO MÁS COMPLICADO”

 

La temporada 2012-13 será recordada por ‘el GENIO’ como la más complicada en el Guijuelo pese a que en el último año con María Hernández como entrenador “también lo pasamos mal. Pero esta campaña ha sido muy duro pero la experiencia nos ha valido mucho, a mí por lo menos”, señala Romero.

 

En el plano personal, el ‘GENIO’ se ha encontrado “muy bien en el campo, entrenando con muchas ganas y disfrutando mucho”, aunque también apunta que quizá no ha sido el año en el que más ha brillado ya que ha tenido que sacrificarse más por el equipo. “Puede ser que este año haya tenido que correr más por las circunstancias o jugar en otras posiciones en algunos partidos, pero estoy al servicio del entrenador y el equipo, eso que quede claro”, reconoce.

 

Por último, José Romero habla de lo que significa el fútbol para él. “Es mi vida; desde muy pequeño juagaba con un balón en mi pueblo, es lo que sé hacer y disfruto mucho. No me imagino la vida sin un balón”.

 

A partir de ahora, los que van a tener que vivir sin su ‘GENIO’ son los aficionados del Guijuelo, si es que finalmente el equipo sale a competir. Han sido cuatro años disfrutando de un jugador diferente, sublime para la categoría y que ha dejado con la boca abierta a muchos entrenadores y jugadores rivales, también a los aficionados.

 

Incluso se recuerda el día en que la grada del Municipal pidió a Del Bosque que lo llevara a la selección. Ahora, casi con total seguridad, otros disfrutarán de su juego, de su imaginación y también de su ‘GENIO’. Cierra la puerta en Guijuelo, El Municipal le echará de menos aunque mucho más lo hará el balón… así es José Romero.