El Guijuelo se arropa atrás para recuperar la respiración

Significativo abrazo de los hombres de campo y banquillo tras el gol (Foto: La Nueva Crónica)
Ver album

El Club Deportivo Guijuelo por fin ganó y además lo hizo marcando dos goles y sin que le marcaran ninguno. Y esas tres cosas son noticia. Otra cara, otro resultado y algo de luz. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CULTURAL Y DEPORTIVA LEONESA: Leandro (Calzado, min. 72), Aitor Núñez, Santi Santos, Bardal (Orodea), Tejedor, Gonzalo, Marcos Álvarez (Babalola, min. 59), Iosu, Aketxe, Cristóbal, Javi Navas.

 

CD GUIJUELO:  Kike Royo, Raúl Ruiz, Aitor Aspas, Ramiro, Jonathan, Chema Antón, Luque (Palazuelos, min. 76), Javi Rey, Pino (De la Nava, min. 60), Carlos Ramos (Víctor Fenol, min. 82) y Piojo.

 

GOL: 0-1, min. 22, Pino. 0-2, min. 71, Piojo.

 

ÁRBITRO:  David Recio Moreno (navarro). Amarilla a los locales Bardal, Iosu Villar y también a Piojo, al que expulsó por doble amarilla, la segunda en la celebración del gol. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 23 de Liga disputado en el Reino de León. 

El equipo verdiblanco cuajó un partido muy serio en el Reino de León, sin conceder oportunidades en su área y resolviendo con un gol en cada tiempo, perdonando esta vez lo justo. 

 

Saltó al terreno de juego intentando apretar la Cultural, que de hecho ya en la primera jugada buscó la portería de Kike y a los cuatro minutos había pisado el área con auténtico peligro. De hecho de no haber sido por el terreno de juego, pesado y en el que los bote no era límpio, Navas podría haber aprovechado un envío en largo. No pudo controlar bien y el balón, después de tocar la madera, cayó en la mano de Kike.

 

Tras esa salida se comenzó a ver a un ‘nuevo’ CD Guijuelo, al menos en cuanto a disposición sobre el terreno de juego. Había avisado Rubén de la Barrera de que había que cambiar cosas y más allá de los nombres se había entendido que esa variación podía venir por la forma de disponerse en el campo y jugar.

 

Lo más evidente es que este CD Guijuelo quiere comenzar a crecer protegiéndose más desde atrás. Dos líneas prácticamente parapetadas por delante de Kike Royo, con Pino como única punta y dos puntas de lanza como Aspas y Piojo para salir en velocidad en ‘auxilio’ de su delantero.

 

De hecho después del tanteo inicial y de esa salida de la Cultural, el planteamiento defensivo pareció sorprender a una Cultural que no encontraba espacios y que además tenía problemas para sujetar a esos tres hombres de ataque del equipo verdiblanco.

 

Pino, tremendamente  trabajador, dificultaba la circulación de balón y el Guijuelo aprovechaba las recuperaciones para estirarse con algo de peligro, aunque aun le faltaba probar fortuna ante el marco contrario, eso que también se ha echado tanto de menos en todas las jugadas precedentes.

 

Precisamente para eso, para intentar encontrar el gol, ha llegado en este mercado de invierno Antonio Pino que a la primera que tuvo no falló. Una acción que nació desde la portería del Guijuelo. Esta vez no se salió de allí con el balón jugado sino que el guardameta buscó en largo a Aspas, que controló a la perfección el esférico y lo colgó al área local en busca del delantero que en el segundo palo puso la cabeza como solo saben ponerla los delanteros y logró el tanto que tanto anhelaba el Guijuelo.

 

Pino, protagonista por su gol y por su trabajo (Foto: La Nueva Crónica)

 

Un gran gol que dio confianza al equipo y que dejó tocada a la Cultural. De hecho de haber estado más avezados los visitantes ante el marco contrario se podían haber ido al descanso con el encuentro prácticamente resuelto. Aspas y Piojo desesperaban a sus pares y Pino tocaba con tino cada balón. De hecho le sirvió uno franco a Carlos Ramos que le dejó solo ante el guardameta. Golpeó con tanta vehemencia en busca del gol que se pasó de fuerza y envió alto el esférico.

 

Llegó el descanso para un Guijuelo que había trabajado mucho, sobre todo sus tres hombres de arriba que había corrido hasta la extenuación y quizás ese podía ser el peligro con 45 minutos por delante y una Cultural obligada a apretar.

 

Sin embargo el equipo salió bien en la reanudación. Asentado atrás, sin cometer errores en la zona de defensa que es lo que le había costado muchos puntos en las jornadas precedentes, y desesperando a una Cultural en la que solo disparos lejanos de Tejedor se convertían en la única opción.

 

El encuentro discurría favorable para el equipo de Rubén de la Barrera y se puso mejor aun a veinte minutos del final. De la Nava, que había entrado por Pino, engañó a su defensor con una finta y puso el balón al desmarque de Piojo que se plantó delante del portero para esta vez no perdonar.

 

El salmantino no se acordó de la amarilla que ya tenía y celebró su tanto subiéndose la camiseta hasta la boca lo que le valió la segunda tarjeta y dejar al equipo con diez en ese tramo final

 

Pese a la inferioridad numérica tener esa ventaja y haberse defendido como lo había hecho hasta entonces daba confianza al Guijuelo, que ofrecía un aspecto mucho más cuajado de lo visto en este 2016. Palazuelos entró en el campo para darle más pulmón y músculo al equipo y defender esos dos goles aunque lo cierto es que la Cultural apenas inquietó porque siguió con problemas para acercarse a la portería de Royo. Murió el partido que le da tres puntos que falta hacían para recuperar aliento y vida en esta Liga. 

Noticias relacionadas