El Guijuelo remata siete jornadas de play off

(Foto: Chema Díez)

Los de Sito han conseguido 13 de los últimos 21 puntos en juego, solo superados por Leganés (14) y Getafe B (16).

Con números de play off. Así se presenta el CD Guijuelo en este último tramo de la temporada acumulando una racha positiva de resultados ya que ha conseguido 13 de los últimos 21 puntos en juego, a la altura de los equipos más grandes del Grupo y solo superado por el Leganés (14 puntos) y el Getafe B (16 puntos) que ha resurgido.

 

“El equipo está muy bien ahora. Creo que tocamos fondo y vivimos una situación muy complicada hace unas semanas y eso nos ha servido para crecer y darnos cuenta que así no podíamos seguir”. Son palabras del capitán, ‘el genio’ José Romero, que se perdió el último choque pero que no le importa “siempre que el equipo gane. Aunque está claro que me gusta jugar”, señala.

 

Para ‘el genio’, la clave es el “trabajo de todos los días y la rápida adaptación de los que han llegado en el mercado de invierno y pese a las bajas importantes que hemos tenido, el equipo ha sabido reaccionar”, señala.

 

De hecho, los números de los de Sito no engañan porque en las últimas siete jornadas (de la 26 a la 32) el equipo salmantino ha logrado 13 de 21 puntos, merced a las victorias frente a Atlético de Madrid B (3-0), Tenerife (1-2), Coruxo (0-1) y Marino de Luanco (3-2) y el empate contra el Sporting B (0-0). Además, el Guijuelo ha logrado en estos partidos un balance positivo en el apartado goleador con 9 a favor y solo 6 en contra.

 

Comparando los datos del Guijuelo con los de otros equipos más o menos en racha, se observa que solo Getafe B (16) y Leganés (14) cuentan con más puntos en estas jornadas que el Guijuelo, ya que el líder Tenerife ha obtenido 11, la UDS 9, el Real Madrid C 10 y el CD Marino y el Atlético de Madrid B, 13.

 

Ahora, el Guijuelo encara nuevos retos, las últimas seis jornadas “sin miedo a nadie, porque creo que ya hemos demostrado que podemos ganar a cualquier rival tanto en casa como fuera”, concluye ‘el genio’ Romero.