El Guijuelo regala dos puntos en Vigo

celtavigo.net

Los de Estévez desaparecieron en la segunda parte tras llegar al descanso con una ventaja de dos goles y un fallo garrafal motivó el empate del Celta B.

FICHA DEL PARTIDO

RC CELTA B: Óscar, Kevin, Samu, Soto, De Amo, Borja Domínguez, Julio (Yelko 45’), Jordan (Javi rey 64'), Borja Iglesias, Thaylor y Omar (Javi Que 45’).

 

CD GUIJUELO: Epassy, Granados, Yeray, Juli Ferrer, Jonathan, Javi Moreno, Valero, Ramiro (Raúl Ruiz 79’), Razvan (Néstor Gordillo, 83’), Marc Nierga y Carlos Rubén (Gonzalo 90’).

 

GOLES: 0-1 Nierga (36'), 0-2 Ramiro (44'), 1-2 Iglesias (75'), 2-2 Iglesias (87').

 

ÁRBITRO: Fernández Pérez (Comité Asturiano). Amonestó a Jordan (min. 41), Granados (68’), Razvan (78') Domínguez (83'), Iglesias (83') yJuli Ferrer (93’)

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 14 del Grupo 1 de la Segunda División B, disputado en el Estadio Municipal de Barreiros.

El Club Deportivo Guijuelo ha perdido dos puntos en su visita al Municipal de Barreiro, después de irse al descanso del partido con un resultado de 0-2. La inoperancia de los de Fernando Estévez en la segunda parte, unida al empuje del Celta B y al regalo de Granados en el segundo tanto de los locales, condenaron el partido al empate.

 

Con Epassy por Garabato bajo los palos, Jonathan repetía en el lateral derecho tras debutar en esta posición frente al Racing de Ferrol, mientras que Yeray y Juli Ferrer se repartían el centro de la defensa y Granados ocupaba el lateral izquierdo. Javi Moreno, Óscar Valero y Ramiro, que tenía la difícil tarea de suplir a Chuchi, se encargaban del centro del campo, mientras que las bandas quedaban para Razvan y Carlos Rubén y Marc Nierga se situaba en punta.

 

El partido comenzó con el Guijuelo queriendo el balón y cuajando unos primeros minutos de tanteo en los que el peligro, sin embargo, vino de la mano del Celta B. En el minuto 5, los locales aprovecharon una pérdida de Valero en la frontal que aprovechó el delantero Borja Iglesias para poner a prueba a Epassy, que despejó a córner. El guardameta francés, que continúa luchando por un puesto en la portería del Guijuelo ante la ausencia por lesión de Garabato, se mostró seguro durante todo el choque.  

 

El dominio inicial del Guijuelo se transformó en una serie de imprecisiones y balones largos por parte de ambos equipos durante buena parte de la primera mitad, en la que los ataques y centros por las bandas se sucedían en ambas áreas. De esta forma llegaron las mejores ocasiones de los dos conjuntos. Primero Nierga, en el minuto 11, remató forzado un buen pase de Aitor Granados que encontró la réplica en un contraataque del Celta, en el que Thaylor y Óscar se estorbaron y no materializaron el remate.

 

De nuevo, Óscar Valero la tuvo en el minuto 25 al rematar un gran centro de Razvan, pero el guardameta Óscar detuvo bien la pelota con una de sus piernas. La réplica del Celta no podía faltar en el “toma y daca” en el que se había convertido el partido, y los locales no pudieron aprovechar una nueva ocasión tras centro desde la banda.

 

El Celta gozó de su mejor ocasión en el minuto 31, después de un lío en el área en el que la defensa del Guijuelo no se mostró lo suficientemente contundente para despejar un balón centrado y que, finalmente, Juli Ferrer solucionó sacando la pelota sobre la línea de gol.

 

10 MINUTOS DE "ACELERÓN"

El Guijuelo apretó en los diez últimos minutos de la primer aparte y el esfuerzo tuvo su recompensa. Marc Nierga, tras un genial pase de Juli Ferrer a la espalda de la defensa, remató un balón que detuvo Óscar en primera instancia, pero que volvió a los pies del delantero para que consiguiera el primer tanto del encuentro en el 36.

 

Los chacineros no se conformaron y continuaron volcándose en la meta del Celta B, que casi sin tiempo a asimilarlo vio cómo Ramiro, con fortuna, marcaba de cabeza tras un córner botado por Razvan. El balón golpeó en la espalda de De Amo, lo que despistó al guardameta y propició que el Guijuelo se fuera al descanso con una ventaja de dos goles.

 

¿PERO ESTO DURA 90 MINUTOS?

Eso es lo que parece que se preguntó el Guijuelo cuando comenzó la segunda mitad, en la que el equipo que se había visto antes de que los jugadores entraran a los vestuarios no volvió a pisar el césped. El Celta B salió sin nada que perder, pero los salmantinos no se encontraron cómodos en ningún tramo de los segundos 45 minutos, que se jugaron a ritmo de remontada local.

 

Yelko y Javi Que entraron de inicio por Julio y Omar en el Celta B, y el primero protagonizó en el 60 una internada que no puso en apuros a Epassy. El Celta continuó intentándolo dando entrada a Javi Rey por Jordan, mientras que el Guijuelo hacía lo propio con Raúl Ruiz por Ramiro.

 

En el minuto 75, Borja Iglesias aguantó las entradas de varios jugadores del Guijuelo en la frontal del área y, tras colocarse, batió a Epassy con un buen disparo. Néstor Gordillo entró por Razvan, que arrastraba molestias, pero el empuje del Celta B, espoledo por el gol, pudo más que el desaparecido Guijuelo.

 

Cuando una pelota sobre el área chacinera parecía que iba a parar a las manos de Epassy, Granados metió la cabeza y la suerte quiso que el balón fuera a parar a la espalda de Iglesias, que controló y firmó su segundo tanto, certificando el empate.

 

Consciente de que en los tres minutos que quedaban, más los cinco que añadió el colegiado, el Guijuelo podía perder incluso el punto que le quedaba, Fernando Estévez cambió a Carlos Rubén por Gonzalo y el equipo aguantó hasta el final. No en vano, Gordillo dispuso de una última opción para haber devuelto la victoria al Guijuelo, pero se lo pensó demasiado ante el guardameta celtiña.

 

Como dato positivo, el Guijuelo encadena ya nueve semanas sumando (tres victorias y seis empates), algo que el Celta B no conseguía desde hace seis jornadas. Pero hoy los chacineros deben irse de Vigo con la sensación de haber perdido dos puntos, y no de haber ganado uno.

Noticias relacionadas