El Guijuelo quiere evitar otro‘caso Ballesteros’ con César Caneda

ÉL QUIERE IRSE. El central desea desvincularse, pero tiene contrato por una campaña más. AYER, REUNIÓN. El jugador se vio con el presidente para alcanzar un acuerdo que beneficie a ambas partes
JOSÉ ÁNGEL SANZ

Era uno de los jugadores que componían la columna vertebral del equipo para la próxima temporada. Por eso sus palabras causaron más que sorpresa en el Guijuelo. Poco después de la celebración de la permanencia en la categoría, César Caneda manifestaba su intención de alcanzar un acuerdo para dejar el Guijuelo.

La razón, motivos estrictamente personales. En concreto, estar más cerca de su familia después de varios años alejado de ella. La entidad quiere evitar a toda costa un conflicto como el vivido con Javi Ballesteros, que con contrato por otra temporada en vigor puso rumbo al Puertollano y obligó al Guijuelo a amenazar con presentar el caso en el juzgado.

La diferencia entre ambos casos es que la entidad sólo contaba con la renovación del delantero si éste marcaba diez o más tantos. Era una claúsula del contrato. En el caso del central, la contratación era ya de inicio por dos años y además cuenta con la ficha del jugador.

Cambio de residencia
El jugador ha vivido, como varios jugadores de la plantilla, en Guijuelo. Fue de los últimos en incorporarse a comienzos de la temporada pasada y eso impidió ubicarle con más tranquilidad. Ahora el club se plantea ponerle las cosas más fáciles para que, incluso pueda vivir en Salamanca con los suyos. En la entidad insisten en que el trato con el central ha sido bueno desde el primer día y en que su petición no tiene nada que ver con motivos económicos.
“Como jugador y como persona, estamos más que satisfechos con él. Estoy seguro de que el problema no es económico. Hay que entender que la situación personal de cada jugador es importante”, afirma el presidente Jorge Hernández. El mandatario se reunió ayer con el jugador para encontrar una solución intermedia que beneficie a las dos partes.
“Nos hemos dado un espacio de tiempo para que hable con su familia y valore todo. Cuando madure una decisión será el momento de hablar y de ponernos de acuerdo”, relata el mandatario.