El Guijuelo post-Crego muestra sus cartas ante el difícil Lemona

DEBUT DE POUSO. El entrenador vasco se estrena en el banquillo del Municipal con bajas sensibles en el centro del campo. LA SOMBRA DE CREGO. Quienes veían en él los problemas del Guijuelo, a examen
D. G.

L a semana más convulsa en el CD Guijuelo termina hoy con la que será prueba fehaciente de la capacidad de quienes toman las decisiones para discutir asuntos futboleros. Crego pagó los platos rotos, ahora engrosa las filas del paro y su relevo, Carlos Pouso, debuta a sabiendas de que el margen de error es muy reducido. Al menos ése es el mensaje de quienes han apostado por la destitución del anterior entrenador del equipo.
Ésos, los que veían en Crego el origen de todos los males, se examinan hoy. No lo hace, evidentemente, el entrenador recién llegado, porque apenas sí ha tenido tiempo para reconocer las caras de los jugadores y disponerles a modo de once titular. Si las cosas salen bien, el juego mejor, llegan los goles y los buenos resultados, todos contentos. Pero si el camino sigue sin enderezarse, las miradas empezarán a dirigirse hacia quienes se esconden detrás de Jorge Hernández, a quien le toca lidiar con el aficionado, con los medios y con marrones como las bajas, esperpénticas de nuevo las de Sito y Piojo, los fichajes fallidos y las idas y venidas de entrenadores: Crego, Fabri, Pouso...

Y sobre el campo, un rival de cuidado, el Lemona, y problemas para el nuevo técnico en su estreno. Primero, porque lo que hay que recuperar en casos como los del Guijuelo son las cabezas más que los pies. Y segundo, porque para empezar le faltan a Pouso dos piezas que se presuponen clave, como son Neftalí e Iturralde. Ismael, el penúltimo fichaje, también se queda fuera por problemas en el tobillo. Por el contrario, sí se ha recuperado el portero David Montero, que será titular. El resto, hasta los diecisiete disponibles, están todos convocados.

Así las cosas, Pouso podría dar cierta continuidad al once habitual de Ángel Crego y apostar por Montero, en la portería; defensa de cuatro para José, Juli Ferrer, César Caneda y Víctor Pereira; por delante, opciones abiertas para ocupar el doble pivote, aunque a priori parece que Silvano y Del Prado tienen más opciones; Mangas sería el extremo derecho, Leroy o Txoperena, por la izquierda, y en ataque, dos puntas con movilidad como Óscar y Joselito. Y después del partido, ya se verá si se ha tomado el camino correcto.