El Guijuelo 'perdona' el liderato

El CD Guijuelo cae frente al Racing de Ferrol en un partido marcado por la falta de gol de los salmantinos que desaprovecharon innumerables ocasiones para lograr una justa victoria y, como premio, el liderato.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Jonathan, Ramiro (m. 80 Chema Antón), Aspas; Javi Rey, Carlos Ramos (m. 67 Piojo), Palazuelos, Luque; De la Nava (m. 46 Romero) y Nacho R.

 

RACING DE FERROL: Mackay; Garrido, Maceira, Piette, Golobart; Forte (m. 12 Aitor Pascual), Marcos Álvarez, Borja, Pablo Rey; Joselu (m. 86 Jame), Héber (m. 72 Juampa).

 

GOLES: 0 – 1 minuto 51, Heber.

 

ÁRBITRO: Rezola Etxeberría (colegio vasco). Amonestó a Ramiro (m. 26), Aspas (m. 65), Romero (m. 67) por parte del CD Guijuelo y a Pascual (m. 65), Maceira (m. 69), Juampa (m. 79), Mackay (m. 90) y Jaume (m. 94) por parte del Racing de Ferrol.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 11 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentad a CD Guijuelo y Racing de Ferrol en El Municipal, ante más de 600 espectadores.

El Guijuelo se llevó un susto en El Municipal… y de los grandes. Y es que, el equipo de Rubén de la Barrera fue el líder sobre el ‘tapete’, pero no de cara a la portería contraria ya que desaprovechó innumerables ocasiones que hubiesen hecho justicia a lo visto en el terreno de juego, o lo que es lo mismo, el Guijuelo hubiese sido el líder y no un Racing de Ferrol, que tuvo una y la metió al aprovechar un error del equipo salmantino para darle un ‘hachazo’.

 

No en vano, de justos es reconocer la calidad de una plantilla como la del Racing, que se mostró segura durante todo el partido y que también demostró por qué es candidato al ascenso.

 

Si perdonas, aunque suene a típico tópico, lo pagas… y el Guijuelo lo hizo demasiadas veces.

 

Rubén de la Barrera sorprendió con la entrada en el once de Carlos de la Nava por primera vez esta temporada en Liga para suplir la baja de sancionado y ‘cerebro’ Nestor Gordillo, con el fin de tener más opciones con la pelota, aguantarla y generar enlace con la parte de arriba. Los salmantinos salieron muy intensos en ambos lados del campo, conscientes de lo que se estaban jugando en la jornada 11: el liderato.

 

Los primeros minutos sirvieron para ver a un buen Guijuelo, serio y concentrado en su juego. Y eso se extrapoló a una gran acción que tuvo lugar en el minuto 10, con un cambio de juego al costado derecho, donde sorprendió Carlos Ramos, que avanzó campo y puso un centro medido con intención dentro del área, que no ‘enganchó’ por centímetros Nacho Rodríguez, desperdiciando una ocasión de oro de los de Rubén de la Barrera, que ya asustaban, y mucho.

 

Poco después, en el 13, Carlos Ramos (omnipresente) iba a tener aún una ocasión mejor, con un disparo dentro de área, que solo la madera privó de un premio mayor y merecido. Sin duda, el Guijuelo ejercía de líder y perdonaba demasiado, y eso en el fútbol…

 

Carlos Ramos, de nuevo baluarte en el Guijuelo (Fotos: Cynthia Duarte)

 

El mando del Guijuelo en el partido solo se vio alterado por un error en saque de banda del Ferrol que terminó con Joselu dentro del área, cuyo remate se marchó desviado por muy poco, dejando claro que al equipo gallego le hace falta muy poco para mandar en el marcador. Los de Rubén de la Barrera eran dueños del balón y de las ocasiones sin discusión.

 

Pasaban los minutos y el guión del partido no cambiaba, salvo que las llegadas del Guijuelo eran menos incisivas pero la pelota seguía siendo de color ‘verde’ No en vano, el árbitro ‘enrareció' el partido al no estar a la altura del mismo ya que el Guijuelo protestó en su totalidad una posible agresión a Jonathan en área de los salmantinos, mejores en la primera parte, pero perdonaron ante un Ferrol que demostró también por qué es el líder.

 

DEMASIADO CASTIGO...

 

En la reanudación, el ‘genio’ Romero entró en juego para ocupar la plaza de Carlos de la Nava y buscar ser más incisivo arriba y encontrar ese ‘plus’ de ideas que quizá le faltaba al equipo.

 

Pero, cosas de este deporte, no siempre el mejor se termina llevando el premio merecido y fue el Racing de Ferrol el que se adelantó en el marcador aprovechando, cómo no, un error del Guijuelo primero en su área y luego en propia, para hacer el primero con un gran remate de Héber para ejecutar al Guijuelo. Además, hizo bueno el dicho: el que perdona… pues eso. Y el Guijuelo seguía perdonando. Raúl Ruiz desde la frontal y Palazuelos a la salida de un córner volvieron a desaprovechar el premio del gol, y sin eso, el liderato se escapaba.

 

En el 61, el colegiado respondió con amarilla a una caída de Aspas en área gallega, levantado al público y enfadando aún más al Guijuelo, cuando la pena máxima parecía más que clara. No en vano, independientemente de esta acción, el arbitraje no estuvo a la altura, dejando claro que muchos de ellos están lejos de poder pitar en Segunda B.

 

Esto y la falta de puntería condicionó a un Guijuelo que seguía siendo mejor pero que no era capaz de pasmarlo de cara a portería. A todo esto, Kike Royo salvó el 0-2 con una gran intervención en otra contra, la segunda, de los gallegos.

 

 

Los minutos finales del partido sirvieron para jugar poco y que el juego tuviese demasiadas interrupciones, propias de un equipo como el Racing de Ferrol que sabe como manejar estas situaciones a la perfección. El gol no llegó y con su ausencia, el Guijuelo 'perdonó' un liderato que mereció y con él, la posibilidad de dar un manotazo encima de la mesa (Nacho tuvo otra en el 90). Volvemos al típico tópico, pero si perdonas, no ganas. Así de cruel o sabio es el fútbol...

Noticias relacionadas