El Guijuelo paga 'su sequía' en mitad del aguacero

El equipo de Fernando Estévez no puede derrotar al Burgos pese a jugar 75 minutos con uno más y se estrella contra el orden defensivo del rival. La falta de gol condena a los salmantinos.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Garabato; Antonio Moreno (m. 52 Ramiro), Jonathan, Juli Ferrer, Granados; Moreno, Yeray (m. 46 Valero), Raúl Ruiz, Carlos Rubén; Chuchi y Carreño.

 

BURGOS CF: Aurreko; Andrés, Dani Guillén, Maureta, Quesada; Beñat, Jorge Sáez (m. 73 Manu Torres), De Vicente, Moke (m. 83 Cruz); Carralero (m. 60 Javi H.) y Cristian.

 

ÁRBITRO: Ruiz Álvarez (colegio asturiano). Amonestó a Carlos Rubén (m. 14), Javi Moreno (m. 33), Raúl Ruiz (m. 62), Carreño (m. 85) y Jonathan (m. 89) por parte del CD Guijuelo y a Carralero (m. 39), Cruz (m. 85) y Manu Torres (m. 91). Expulsó a Cristian por roja directa en el 16 por parte del Burgos CF.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 8 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en El Municipal a CD Guijuelo y Burgos CF ante 600 espectadores.

Otro partido más, otro punto sumado y un nuevo choque sin conseguir la victoria. El CD Guijuelo se ahogó (no solo por la torrencial lluvia) ante un Burgos ordenado y tácticamente casi perfecto, que vino al Municipal a hacer su fútbol y mucho más aún tras quedarse con uno menos en el minuto 16 por expulsión de Cristian.

 

Pero ni por ésas pudo el CD Guijuelo derrotar al equipo burgalés, pese a haberlo intentado de todas las maneras y de todos los colores, pero estrellándose una y otra vez con el 'muro' rival. Los salmantinos, pese a proponer acusan la falta de gol y acumulan cuatro partidos en los que ha sumado solo tres puntos, que no obstante, le permiten estar en zona de privilegio de la tabla.

 

Estévez solo introdujo una novedad en el once respecto al de la semana pasada (además de la vuelta de Chuchi), como fue la entrada de Juli Ferrer por el tocado Gonzalo en el centro de la zaga y volviendo a confiar en un Carreño activo en punta.

 

El choque comenzó como es costumbre en el Guijuelo, teniendo la pelota y buscando mover a un rival que se cerraba atrás y presionaba la salida de la pelota de los de Estévez, que pese a todo no estaban cómodos en el campo. Y esto quedó reflejado con dos ocasiones seguidas del Burgos, que llegaba con veneno arriba. La primera en el 7 con un gran disparo desde la frontal de De Vicente que golpeó en el larguero, y la segunda, en el 8 con una pelota larga sobre Cristian que no aprovechó una mala salida de Garabato.

 

Al Guijuelo le volvía a costar en el inicio de un partido... y ante las dificultades de salir con la pelota buscaba acciones en largo con Yeray y Carreño como protagonistas, per ni con ésas. Y menos mal, porque en el 13 el Burgos pudo adelantarse de nuevo con una buen remate de Cabeza de Quesada que salvó Sergio Garabato.

 

¿CAMBIA EL PARTIDO?

 

En el minuto 16, una acción iba a ¿cambiar? el ritmo y el transcurrir del partido, para el Burgos hasta el momento, con la expulsión de Cristian por roja directa tras una agresión a Juli Ferrer sin que el árbitro dudase ni un momento. Los de Estévez tenían 75 minutos por delante para jugar con uno más y reflejar esa superioridad en el marcador. Quizá el juego por bandas fuera una solución para entrar en la defensa de los de Fede Castaños, que tuvieron otra opción a balón parado con un remate de Moke que se marchó por poco a la derecha de Garabato.

 

Momento en el que el colegiado expulsa a Cristian del Burgos CF (Foto: Chema Díez)

 

Con poco, los burgaleses ya habían tenido cuatro acciones de peligro por ninguna del Guijuelo. La primera llegó en el 31 tras un buen pase a Carreño que terminó con un golpeo de balón a la izquierda de Aureko. Pero los de Estévez, pese a tener la pelota, no encontraban la forma de hacer daño, cerrando la primera parte con tablas en el marcador.

 

(Foto: Chema Díez)

 

REANUDACIÓN Y MISMO ESCENARIO...

 

En la reanudación, Estévez buscó más profundidad y refresco con la entrada de Óscar Valero después de un mes fuera de los terrenos de juego. El Guijuelo tenía la pelota e intentaba proponer pero se paraba en tres cuartos de campo. No en vano, la grada despertó en el minuto 52 con una acción del 'profe' que de haber sido gol quedaría en la retina de todos para siempre. Chuchi agarró la pelota y con un toque suave ejecutó una vaselina que se marchó por muy poco a la derecha de Aurreko, cuando ya se cantaba gol. Delicatessen... Ramiro saltó al campo por Antonio Moreno, retrasando así su posición al lateral derecho Raúl Ruiz y buscar más profundidad por la banda.

 

Pero el Guijuelo no se encontraba y no era el de siempre, el de la segunda parte en Avilés... faltaba frescura y quizá alguna idea de juego. Pero si por algo se caracteriza este equipo es por intentarlo siempre, no esconderse y siempre fiel a su estilo. 

 

Pasaban los minutos demasiado rápido para el Guijuelo y todo lo contrario para un Burgos cerrado, ordenado y que no perdía el sitio en ningún momento, haciendo muy complicado el juego al CD Guijuelo. Los salmantinos reclamaron penalti en el 92 pero el árbitro no estuvo muy por la labor, quizá por no querer problemas.

 

El final de partido llegó casi sin querer y el equipo salmantino sumó un nuevo punto que le permite seguir en la zona noble de la tabla pero que deja al equipo sin ganar tras cuatro partidos y pagando una sequía goleadora que le hizo ahogarse, aunque parezca contradictorio, ante el Burgos.

(Foto: Chema Díez)
Ver album