El Guijuelo necesita un aval de 125.000 euros para seguir la próxima campaña

Un total de 27 equipos no tiene garantizada su continuidad la temporada que viene

El Guijuelo es uno de los 27 equipos que deberá suscribir un aval si quiere continuar jugando un año más en Segunda División B. En total, el club salmantino deberá buscar un aval por valor de 125.000 euros,según ha hecho público la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en un comunicado.

Así, este organismo realiza este anuncio conforme a las deudas que han contraído en las anteriores campañas, para poder participar la próxima temporada en Segunda división B. Una medida que afecta a 27 equipos que militan en la categoría de bronce del fútbol español.

Los clubes que deben avalar, además del Guijuelo son: Deportivo Alavés: 200.000 euros. RSD Alcalá: 125.000 euros. UD Almería: 125.000 euros. CD Badajoz: 125.000 euros. CP Cacereño: 200.000 euros. Cádiz: 200.000 euros. Caravaca CF: 125.000 euros. AD Ceuta: 200.000 euros. UB Conquense: 125.000 euros. CD Denia: 200.000 euros. CF Gandía: 200.000 euros. Real Jaén: 200.000 euros. SD Lemona: 125.000 euros. Lucena CF: 200.000. euros. RCD Mallorca: 125.000 euros. UD Melilla: 200.000 euros. Montañeros CF: 125.000 euros. Ontenyent CF: 125.000 euros. Orihuela CF: 200.000 euros. CF Palencia: 200.000 euros. CD Puertollano: 200.000 euros. CD Roquetas: 200.000 euros. UE Sant Andreu: 200.000 euros. Rayo Vallecano: 200.000 euros. UD Vecindario: 200.000 euros y Zamora CF: 125.000 euros.

Tal y como señala el artículo 105 de su reglamento general, la RFEF ha destacado tres baremos de pago (125.000, 200.000 y 400.000 euros) en función de las denuncias por impagos que se han recibido en la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) en las tres últimas campañas. La RFEF, sin embargo, no ha aplicado el máximo aval a ningún equipo.

Estos 27 equipos deben presentar este aval ante el organismo federativo entre el 1 y el 5 de julio. En caso de no cumplir con esta orden, el club o clubes citadlos no podrán competir en Segunda B, aunque alguno de los equipos que están obligados a avalar ya han descendido deportivamente. Es el caso del Lemona, el Montañeros o el Gandía.

La medida de la Real Federación Española de Fútbol se ha adoptado debido a los impagos de los clubes, que este año han ocasionado la retirada de tres equipos de Segunda B. Se trata del Polideportivo Ejido y el Sporting Villanueva, en el grupo IV, y del Mahonés, en el III.