El Guijuelo la pifia... y bien en el inicio del año

Momento del partido entre Guijuelo y Sporting B (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

El Guijuelo cae de nuevo esta temporada en El Municipal y estrena el año de la peor manera posible, alejando el play off a 7 puntos y con unas sensaciones que distan mucho de lo deseado. El Sporting B apenas sufrió para lograr la victoria.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Piojo, Chema Antón, Ramiro, Aspas; Javi Rey (m. 61 Ángel Sánchez), Carlos Ramos (m. 73 Romero), Palazuelos, Luque; Gordillo y De la Nava.

 

SPORTING B: Dennis; Menéndez, Bustos, Alberto, Julio; Mario Arques, Pedro, Mateo, Mendi (m. 48 Pablo); Mera (m. 70 Guillermo) y Jaime.

 

GOLES: 0-1 minuto 26, Menéndez. 0-2 minuto 39, Pedro.

 

ÁRBITRO: Álvarez Fernández (colegio riojano). Amonestó a Piojo (m. 44) por parte del CD Guijuelo y a ... por parte del Sporting B.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 19 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a CD Guijuelo y Sporting B en El Municipal ante 400 espectadores. Desapacible tiempo en lo meteorológico.

Año nuevo... y una derrota más. El CD Guijuelo no ha podido estrenar el ejercicio 2016 con tres puntos más en su casillero, haciendo más grande el agujero que comenzó a cavar en los dos últimos meses de 2015 y cayó contra un Sporting B que hizo su partido y además aprovechó los errores de un equipo roto y que apenas mostró vertiente ofensiva.

 

De este modo, el equipo de Rubén de la Barrera termina con 27 puntos una mala primera vuelta teniendo en cuenta el objetivo de un play off que cada vez se aleja más.

 

Menéndez en el minuto 26 y Pedro, tras un regalo del CD Guijuelo en el 39, pusieron un 0-2 en el marcador quizá demasiado duro para el equipo salmantino. Y solo era la primera mitad.

 

Cualquiera que viera los primeros diez minutos del encuentro no se habría creído lo que sucedió despuésdurante el primer tiempo. Bien es verdad que al Sporting B se le vio la intención desde bien pronto. Jugar replegados por detrás de la línea de medio campo y esperar un despeje o una pérdida para salir en velocidad hacia la portería rival. Pero en esos primeros minutos el balón fue total y absolutamente propiedad del Guijuelo, que era el que se hacía con esos rechaces, no cometía errores y se plantaba hasta tres cuartos del campo con facilidad con Luque y Piojo especialmente incisivos.

 

A los ocho minutos fue Ramos el primero en probar fortuna después de progresar con fuerza desde la medular hasta alcanzar la frontal desde donde remató y se encontró con el despeje del portero. Casi calcado unos minutos después un disparo de Aspas, que esta vez se marchó a la derecha del guardameta por poco.

 

Pero pasados esos diez primeros minutos la intensidad de los locales empezó a decrecer y eso permitió dar a su rival un paso al frente. Con dos jugadores presionando la salida de balón creaban problemas a una defensa que se entretenía en exceso. El encuentro ya no tenía dominador y se veía que la velocidad de los hombres de banda del equipo asturiano iban a crear más de un dolor de cabeza.

 

Y el golpe llegó mediado el primer tiempo cuando el lateral derecho Menéndez sorprendió ganando la espalda a la línea defensiva verdiblanca y se plantó solo ante Royo que nada pudo hacer ante el disparo cruzado del sportinguista.

 

Un gol que hizo mucho daño y que dejó sin capacidad de reacción al Guijuelo. El equipo pareció adormecido a partir de ese momento, como carente de ideas y sin que nadie apareciera en el centro del campo para intentar desahogar las situaciones de agobio. De hecho Royo tuvo que intervenir tras un disparo a media altura que ahora ya sí hacía encenderse todas las alarmas en la grada.

 

Más por calidad que por juego el Guijuelo trataba de estirarse y en una llegada de Piojo por la banda, en la que consiguió ganar la línea de fondo llegó su mejor ocasión. El salmantino puso un buen pase atrás, hacia la incorporación de Carlos Ramos, cuyo disparo a bocajarro se encontró literalmente el portero. Mala suerte.

 

(Foto: Teresa Sánchez)

 

Y como las desgracias no vienen solas, casi en la siguiente acción el Sporting B se encontró con un tremendo regalo que le valió para aumentar su ventaja en el marcador. Un balón en largo que era claramente para el Guijuelo y al que llegaban Royo, por un lado, y Ramiro, por el otro. Junto al zaguero el punta visitante Pedro, que se encontró con el balón después de que los dos locales se enredaran y a puerta vacía puso el 0-2.

 

Caras de frustración ante un partido que en dos golpes se ponía muy cuesta arriba, aunque más preocupante era la sensación de inoperancia ofensiva.

 

Poco, muy poco, cambió el panorama en la reanudación. El Sporting B dispuesto a que se jugara lo justo, el Guijuelo lento en la incorporación y solo llegando a balón parado, no fue hasta el 62 cuando, recién entrado en el campo, Ángel fue el primero en probar fortuna con un disparo desde la frontal que detuvo el guardameta.

 

El paso de los minutos, el marcador, un campo que por culpa de la lluvia cada vez dificultaba más el control del balón… todo iba en contra pero sobre todo lo que pesaba es que el Guijuelo, salvo con los arranques de Piojo, no encontraba una fórmula con la que hacer daño a un rival que se encontraba muy cómodo, esperando atrás alguna contra que fuera ya la definitiva. Sin acierto en los metros finales en los últimos minutos, un centro  chut de Gordillo que topó con el larguero fue la mejor ocasión ya en el 86 y ahí se fue cualquier posibilidad de creer en la remontada. Se fue con los tres puntos que se echarán, seguro, de menos.

Noticias relacionadas