El Guijuelo juega con fuego... y lo apaga a tiempo

Piojo celebra el segundo gol del CD Guijuelo (Foto: Chema Díez)
Ver album

El Guijuelo se complica la vida frente al Coruxo en una mala segunda parte en la que el equipo sufrió más de lo debido por los fantasmas de siempre. Finalmente, el equipo sentenció cn el 3-1 y suma una victoria de oro para soñar con la Copa.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Moreno (m. 64 Aspas), Ángel Sánchez, Chema Antón, Jonathan; Javi Rey, Piojo, Jonxa Vidal, Raúl Ruiz (m. 57 Ramos); Ayub y Pino (m. 74 Luque).

 

CORUXO FC: Brais; Ángel, Pablo (m. 76 Ortiz), Cifuentes, Jon; Alberto García (m. 76 Antúnez), Adrián, Birane (m. 52 Jorge), Comesaña; Rafa Mella y Pedro Vázquez.

 

GOLES: 1 - 0 minuto 24, Pino. 2 - 0 minuto 41, Pino. 2 - 1 minuto 55, Pedro Vázquez. 3 - 1 minuto 80, Jonxa Vidal

 

ÁRBITRO: Fernández Fernández (colegio extremeño). Amonestó a Pino (m. 47), Javi Rey (m. 60) por pare del CD Guijuelo y a Birane (m. 14), Adrián (m. 52) por parte del Coruxo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 31 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en El Municipal a CD Guijuelo y Coruxo FC ante 50 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas de los atentados de Bruselas.

El CD Guijuelo logró dos objetivos importantes en la victoria frente al Coruxo. El primero, la propia victoria, que se complicó más de lo previsto y, el segunda, tomársela en 'plato frío' (la venganza) tras el doloroso 5-0 de la ida que siempre duele y queda en el recuerdo.

 

Además, la victoria tuvo nombre propio y no ése no fue otro que el propio CD Guijuelo, que quizá merecía la victoria pese a ser bipolar. ¿Por qué? Porque el equipo pasó de ser dominador en la una primera parte en la que pudo irse 5-1 a sufrir lo indecible en una segunda mitad en la que el Guijuelo mostró su peor cara aunue supo apagar el fuego a tiempo. Pino, Piojo y Jonxa Vidal fueron los autores de los tres goles.

 

Eso sí, a estas alturas de la temporada, importan tres puntos vitales para seguir manteniendo vivo el sueño de la Copa de Rey, per sin despejar las dudas desde el principio.

 

De la Barrera realizó tres cambios en el once dejando fuera a Aspas, Luque y Fenoll y dando entrada a Ángel Sánchez, Piojo y Raúl Ruiz, además de la baja obligada de Ramiro por sanción, ocupada por Chema Antón, en un choque de 'necesidades'.

 

Así, el partido comenzó con minutos de tanteo entre ambos equipo, pero con un Guijuelo más agresivo en ataque y con ocasiones para ambos equipos frutos de los errores. Así, en el minuto 5, Pino mandó el balón al palo tras rematar con la cabeza un buen centro de Ángel, mientras que dos más tarde, Adrián dio el susto para el Coruxo y obligó a Kike Royo a sacar una mano salvadora tras una nueva pérdida infantil de Javi Rey en la frontal del área.

 

Sin tiempo para respirar, en la jugada siguiente (minuto 8), una contra ejecutada a la perfección por el Guijuelo dejó a Jonxa Vidal y a Piojo solos contra Brais, pero el primero se llenó de balón y no pudo superar al guardameta gallego en el uno contra uno, alimentando el descalabr del Guijuelo con el gol. ¡Ver para creer!

 

No en vano, el Guijuelo siguió con el festival de disparo de balas de fogueo. En el 14, Pino se internó en el área y le puso un balón de oro a Piojo que, solo tenía que empujarla, pero se lió con el balón en los pies, despreciando otra clara ocasión de gol para los de un Rubén de la Barrera desesperado en el banquillo. Sin duda, el mejor ejemplo del divorcio del Guijuelo con el gol esta campaña, pese al dominio con supremacía en el juego.

 

En esta ocasión, el fútbol y la insistencia fueron justo con el CD Guijuelo, que logró plasmar su brutal dominio con un centro desde la derecha que remató Pino en el segundo palo a gol, poniendo el 1-0 pese a las protestas de los jugadores del Coruxo que demandaron fuera de juego. Costó cuatro clarísimas ocasiones y, a la quinta, llegó.

 

En el 28, la grada dirigió sus críticas acia el colegiad por un clamoroso penalty no señalad sobre Raúl Ruiz que, además de la pena máxima hubiese supuesto la segunda cartulina para un Birane exaltado tras una acción anterior, en una nueva muestra del nivel de arbitraje en Segunda B ya que el colegiado estaba a escasos metros de la jugada.

 

Pasaban los minutos y el dominio del Guijuelo era asoluto aunque Cifuentes dio un susto en el 32 al internarse dentro de área y mandar la pelota a la escuadra. Y es que, el partido esaba en el momento de la sentencia definitiva o del empate para el Coruxo pese a la superioridad de los locales. En el 38, Mella dio otro susto que evitó Kike Royo con el brazo , solo tres más tarde, Piojo iba a levantar al Municipal.

 

Y lo hizo después de recibir el balón en tres cuartos, irse con un 'caño' de su rival y enganchar un gran 'zapatazo' desde la corona del área para hacer el segundo, desviar los fantasmas y desquitarse de la clara ocasión fallada minutos antes. Sin duda, la mejor medicina para el Guijuelo y el mejor modo de irse al descanso.

 

DORMITANDO... Y SUFRIENDO

 

 

De la Barrera y Escalona celebran el segundo gol (Fotos: Chema Díez)

 

En la reanudación, el CD Guijuelo bajó el pistón y quizá en su mente campeaba más el 2-0 que la necesidad de ir a por el tercero, y eso se notó en el terreno de juego. Y, como el fúbol no perdona y este equipo parece que se encoge cuando tiene todo a favor, una jugada de patio de colegio en la que el equipo no supo sacar el balón de área en reiteradas ocasiones, ése terminó dentro de la portería de Kike Royo tras un buen golpeo de Pedro Vázquez, devolviendo los fantasmas qe se habían marchado.

 

 

Así las cosas, el CD Guijuelo se metió en un lío él solo y Kike Royo y la fortuna se aliaron con el equipo para evitar sorpresas innecesarias tras una segunda parte para olvidar. Entonces, De la Barrera volvió a sistema de 5 atrás con Piojo y Aspas como carrileros y Jonathan, Chema y Ángel como trío de centrales para resguardar más al equipo y evitar lo que se vená encima. Antes, Aspas había sustituido a Moreno lesionado y más tarde, Luque entró por un Pino agotado para revitalizar el ataque. Pero iba a tocar sufrir... hasta el 80.

 

En ese momento, un buen cambio de juego de Luque llegó a Piojo que se internó dentr del área y le puso un balón de oro a Jonxa Vidal para hacer el tercero, sentenciar y evitar 10 minutos de sufrimiento.

 

El Guijuelo jugó con fuego y lo avivó... pero supo apagarlo a tiempo para evitar que su bipolaridad le jugases una nueva mala pasada. Y, de paso, se puede seguir soñando con la Copa.

Noticias relacionadas