El Guijuelo juega, apuesta y rompe la baraja

Los de Sito se llevan un punto pero merecen tres. Las fotos del choque, en esta GALERÍA



El fútbol es un juego, de eso no hay duda, y además de saber cómo hacerlo influye la suerte. El Guijuelo jugó, sí, apostó y rompió la baraja pese a que no pudo llevarse los tres puntos frente a un líder que no fue tal. La apuesta le salió bien y solo le faltó llevarse todo el bote porque el gol se le sigue resistiendo, pero no se le puede reprochar nada a un equipo que lo ha dado todo.

El Guijuelo saltó al campo mordiendo y manejando la pelota como este equipo sabe hacer para amedrentar al líder de la categoría en El Municipal, ‘territorio comanche’, pero este dominio abrumador duró cinco minutos con un cabezazo de Ochoa que se marchó a la derecha de Aragoneses.

Poco a poco los canarios comenzaron a tomar el control del balón y se igualaron las fuerzas pero el equipo no desentonaba, ni mucho menos. El Tenerife, como líder que es, tuvo una buena llegada que resolvió bien el Guijuelo pero una falta de Ismael dejó el susto en el cuerpo a los salmantinos, pero el disparo a pelota parada lo sacó bien Edu Calvo.

Y acto seguido, en el minuto 11, el ‘capi’ Tejedor la tuvo de cabeza en una falta botada por Valero, y cuando la grada ya cantaba gol, Tarantino lo evitó de manera milagrosa, dejando buenas sensaciones desde el inicio.

Pero el Tenerife tiene veneno en ataque y cada llegada al área se convertía en una ocasión porque la calidad, los goles y ese ‘veneno’ se pagan con dinero. Pero el Tenerife comenzó a imponer su ley creando mucho peligro por las bandas en las botas de Suso y Luis Loro con Aridane como referencia, que la zaga del Guijuelo supo resolver.

La primera media hora fue un ‘toma y daca’ con más peligro para los canarios que no permitían a los de Sito tener el balón demasiado en sus pies. Y el árbitro se convertía en protagonista permitiendo demasiados contactos al Tenerife y pocos al Guijuelo.

A partir de la media hora, los de Sito se animaron y crearon peligro en las botas de un Chema excelso que se mueve como ‘pez en el agua’ en la mediapunta. Valero también lo intentaba por la derecha pero Hugo no caía demasiado a los costados y dejaba el centro desierto.

El partido se trabó, con demasiadas interrupciones, que el árbitro permitía al Tenerife, con un juego duro y poco castigado que llevaba la ira a la grada y a los jugadores.

La primera parte dejó buen sabor de boca para un Guijuelo que no fue inferior y que no permitió que la diferencia en la tabla se notase en el terreno de juego. Buena primera mitad para un equipo inferior en presupuesto y calidad en el que brilla en E-QUI-PO.

Dominio total en la segunda parte
En la reanudación, el Tenerife salió más fuerte y los de Sito intentaban contener las acometidas del líder pero no renunciaban, ni mucho menos a buscar un gol que les diera tres puntos de oro.
Lo que sí estaba claro es que el Tenerife no estaba cómodo porque había llegado sí, pero Edu Calvo casi no había tenido que intervenir y la motivación de los de Sito les hacía competir hasta el final. En el minuto 54, Aridane dio el susto con un disparo pero Calvo sacó un buen pie para enviar a córner.

Pero en el minuto 56, llegó la mejor para el Guijuelo en un gol de Valero que no subió al marcador porque el árbitro pitó fuera de juego de Hugo Salamanca que no intervenía en la jugada y que perjudicó los intereses de un Guijuelo que lo merecía pero al que no dejaban.

Los de Sito tenían encerrado al Tenerife y el líder estaba sufriendo, y mucho, porque el orden y la serenidad de los salmantinos ahogaban a los canarios. Y tanta presión ejercía el Guijuelo que una internada por la banda derecha de Valero provocó la segunda amarilla para Raúl Llorente, justa, dando más esperanzas a un equipo que dominó la segunda parte.

El Tenerife ya solo buscaba la contra y la tuvo en el 77 en las botas de Suso, que se plantó delante de Edu Calvo pero el guardameta envió el balón a córner en una buena intervención.

A partir de ahí fue un monólogo de los de Sito salvo alguna embestida de un equipo de la categoría del Tenerife, pero los canarios firmaban las tablas con diez hombres. El Guijuelo se hizo dueño y señor del partido pero le faltan ese punto de suerte y el gol, el gran aliciente del fútbol.

El resto, lo puso; no hay nada que reprochar a un equipo al que le separa un abismo del Tenerife fuera del campo pero dentro del terreno le sobra coraje, energía y buen juego para medirse a cualquiera. El empate quizá se hubiera firmado, pero después de jugar y ver el partido, sabe a poco, a muy poco.

Por cierto, al final tuvo dos seguidas el Tenerife por dos errores defensivos pero esta vez el fútbol fue justo y Edu Calvo y la fortuna evitaron la derrota.

FICHA DEL PARTIDO

CD GUIJUELO: Edu Calvo; Navarro, Tejedor, Manolo, Ismael; Valero, Ochoa, Gonzalo, Manu (m. 81 Juanmi); Chema y Hugo (m. 86, Moreno).

CD TENERIFE: Aragoneses; Llorente, Cristo Martín (m. 63 Nico), Bruno, Ros; Tarantino, Medina, Loro (m. 70 Abel), Aridane (m. 90 Guillem), Suso y Moyano.

ÁRBITRO: Munuera Montero. Amonestó a Navarro (m. 24) con amarilla por parte del Guijuelo y a Llorente (m. 22 y m. 70), Suso (m. 34), Cristo Martín (m. 60), Aridane (m. 68) e Íñigo Ros (m. 80) por parte del Tenerife.

INCIDENCIAS: Partido disputado en El Municipal de Guijuelo ante más de 500 espectadores con presencia de aficionados de Tenerife.