El Guijuelo deja 45 minutos para soñar... y cierra la puerta

El equipo de Rubén de la Barrera deja la puerta a cero y crece en una segunda parte en la que fue superior pero no pudo marcar ante un rival que demostró su entidad.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Wilfred; Gago, Jonathan, Tejedor (m. 66 Razvan), Ángel Martínez; Valero, De la Mota (m. 84 Ballesteros), Carlos Rubén, Peña; Chuchi y Pino (m. 73 Garban).

 

CD LEGANÉS: Queco Piña; Postigo, Luis Ruiz, Mikel, Martín; Alberto, Carlos Martínez (m. 64 Candela), Eraso, Fran Moreno (m. 76 Carlos Álvarez); Álvaro (m. 85 Abel) y Velasco.

 

ÁRBITRO: Corral García (colegio gallego). Amonestó a Chuchi (m. 80) por parte del CD Guijuelo y a Mantovani (m. 20) y Carlos Álvarez (m. 80) por parte del CD Leganés.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la primera eliminatoria del play off de ascenso a Segunda División que ha enfrentado a CD Guijuelo y CD Leganés en El Municipal, ante 1.600 espectadores. Lleno hasta la bandera en el debut del equipo salmantino en una fase de acsenso.

El día había llegado… después de luchar durante 9 meses en el campo, el CD Guijuelo debutaba en un play off de ascenso a Segunda frente a un histórico como el CD Leganés, con grandes urgencias de ascenso. El Municipal, hasta la bandera, delató un ambiente para ver el mejor fútbol, con dos aficiones entregadas.

 

Y el Guijuelo no podía defraudar… y no lo hizo porque jugaba frente a un rival de mucho mayor entidad, que pese a jugar con uno menos demuestra porque es un firme candidato al ascenso. Las tablas en el marcador dejan muy abierto el partido de cara a la vuelta pero el hecho de guardar la portería es un valor añadido para los de Rubén de la Barrera, que lo intentaron pero no pudieron romper el entramado de Garitano. Solo faltó el gol en una segunda mitad buena de los salmantinos.

 

De la Barrera salió con los mismos de casi siempre, conservando el bloque, con las únicas ‘novedades’ de Tejedor y De la Mota que ya jugaron el trascendental partido en Luanco, dejando a Razvan y Valero en el banquillo y con Pino como referencia.

 

El partido comenzó con un dominio de la pelota por parte del Guijuelo que tocaba y tocaba ante la mirada de un Leganés que buscaba sus opciones de otra manera; compacto, colocado y sin cometer errores, en un partido que no iba a ser fácil, ni mucho menos. Pasaban los minutos y los de Rubén de la Barrera tenían la pelota pero no encontraban espacios, huecos por donde hacer circular la pelota y estaban estáticos en el campo.

 

Pero en el minuto 20, un buen pase de Chuchi para la carrera de Peña, que no pudo culminar ante tres rivales, despertó a los salmantinos y levantó aún más a una grada entregada, convirtiéndose el ‘11’ de los salmantinos, Rubén Peña, en el principal artista en ataque de los verdes.

 

No en vano, el Leganés mostraba su poderío aprovechando los errores del Guijuelo, y uno a punto estuvo de terminar en gol. Una entrega de Tejedor a Ángel que éste esperó en lugar de ir hacia la pelota, terminó en una contra de los madrileños que desbarató Wilfred cuando ya se temía lo peor, entrando el equipo de De la Barrera en el peor momento del choque.

 

(Foto: Teresa Sánchez)

 

Fran Moreno tuvo otra en el 28, en un momento de acoso y derribo en la portería de un Wilfred muy seguro, en un partido que se movía por ráfagas, con peligro por parte de ambos equipos, más contundente el de los madrileños. Daba la sensación de que el equipo estaba un poco partido, con poco control de la pelota y quizá con un poco de precipitación en las entregas.

 

Poco a poco, el Leganés se fue haciendo con el partido, impidiendo al Guijuelo hacer su juego y encerrando al equipo en su área, algo que no le había pasada hasta ahora. Sufría, y mucho el equipo de Rubén de la Barrera en una primera parte en la que fue de menos a más y en la que Wilfred fue su mejor hombre. Los salmantinos no encontraban la manera y no sabían cómo encontrarla.

 

EL GUIJUELO SE RECUPERA... Y JUEGA CON UNO MÁS

 

En la reanudación, el Guijuelo salió más activo y lo demostró con una gran ocasión de Chuchi pero su disparo se marchó por muy poco desviado, entrando en lo mejores momentos del equipo salmantino en el partido. El Guijuelo ya se asemejaba más a lo que ha sido toda la temporada, asumiendo el mando del partido.

 

(Foto: Teresa Sánchez)

 

Chuch asumió más protagonismo en ataque, dotando al equipo de esa carácter indomable y teniendo mucho más peso, al contrario que en la primera mitad. En el 58, Rubén Peña, de lo mejorcito del equipo, deleitó con una nueva jugada marca de la casa y provocó la más que justa expulsión de Mantovani (vio la primera amarilla por otra falta a Peña), dejando al Leganés con 10 hombres.

 

Ahora, el Guijuelo jugó como casi toda la temporada, es decir, con un rival que se cerró atrás, le dio la pelota y buscaba un error o una contra. De la Barrera dio entrada a Razvan por Tejedor para volver a la defensa habitual con Ángel en el eje junto a Jonathan, y buscar así más sorpresa por banda y salida de la pelota.

 

Pasaban los minutos y el Guijuelo seguía incapaz de encontrar la portería de Queco Piña; entonces, Garban entró por un desafortunado Pino (m. 74) para buscar rapidez y presión arriba y en la salida de la pelota del Leganés. Pero los de Garitano no dejaban huecos ni espacios ni con uno menos y se mostraron contundentes y sin cometer errores.

 

Pero los madrileños no dejaron entrar a un Guijuelo más activo y tensionado en la segunda mitad al que solo la falta de acierto y de 'veneno' arriba le privó de llegar con ventaja al decisivo partido de Leganés. Las opciones siguen intactas, la ilusión también y el fútbol y el carácter de este equipo mucho más. 45 minutos para soñar a falta de otros 90 por disputar.

(Foto: Teresa Sánchez)
Ver album