El Guijuelo apurará el plazo hasta el jueves para decidir su continuidad en Segunda B

El recuento realizado por las peñas y el ayuntamiento señala que el dinero obtenido, poco más de 200.000 euros, no es suficiente
El futuro del CD Guijuelo sigue más en el aire que nunca. La delicada situación económica por la que atraviesa el equipo salmantino hace que el jueves sea el último día de plazo para presentar el aval de 125.000 euros y poder salir un año más a competir en Segunda B.

Además, los más de 400.000 euros que necesita el club no se han recaudado con las cartas enviadas a los empresarios (se han conseguido poco más de 200.000 euros), por lo que aún falta casi la mitad y la continuidad del equipo verde atraviesa por momentos complicados.

Tampoco hay ninguna nueva candidatura para presentarse a la presidencia del equipo, ya que la actual, comandada por Jorge Hernández, deja ya el puesto una vez que termine de liquidar unas nóminas a jugadores de la plantilla según ha confirmado el propio Hernández.

Es más, el hasta ahora presidente del club señala que son el ayuntamiento y las peñas los que “tienen que tomar una decisión al respecto y ver cuáles son los trámites a seguir pero lo cierto es que no hay nadie para presentarse a la consecución de una nueva directiva”, señaló.

No hay que olvidar que el mandato de la actual directiva concluía el 30 de mayo pero decidieron alargarlo hasta el 30 de junio para saldar todas las deudas y evitar denuncias existentes de los jugadores. Es más, las elecciones se convocaron para el pasado 14 de mayo y nadie se presentó a las mismas por lo que el vacío de poder es muy grande.

El futuro del Guijuelo se complica después de realizar la mejor temporada de su historia compitiendo por entrar en puestos de play off hasta el final, hecho que al final no pudo conseguir.

Por tanto, el jueves es un día clave para el futuro de una entidad modesta pero que lleva varias campañas seguidas en Segunda B. Habrá que esperar a ver si los empresarios de Guijuelo aumentan la cantidad de dinero o si el ayuntamiento toma nuevas cartas en el asunto.