El Grupo Socialista Europeo propone que las inversiones en educación no computen para el déficit público

Los socialistas consideran que las soluciones a la situación del sistema educativo pasan por “decisiones de carácter general” en Europa.

Enrique Guerrero, europarlamentario del Partido Socialista, ha explicado la posición del Grupo Socialista Europeo en materia de educación, y ha asegurado que la mejora del sistema educativo en la Unión Europea pasa por “decisiones de carácter general”.

 

“Proponemos un cambio para que la política de la UE pase de la austeridad al crecimiento”, ha explicado Guerrero, “y eso pasa por inversiones en educación, además de en infraestructuras y en energía”.

 

De esta forma, el Grupo Socialista Europeo “propone un plan Marshall” para abordarlas, y además quiere que las inversiones en educación no computen a efectos del déficit público.

 

“España va en la dirección opuesta a la mayoría de países Europeos”, ha asegurado Enrique Guerrero, que también ha recordado que la derecha gobierna con mayoría en la Unión Europea desde el estallido de la crisis económica, llevando a cabo la “política del austericidio”.

 

Para las próximas elecciones europeas, los socialistas lucharán por conseguir la menor abstención posible, pese a que el nivel de participación en este tipo de proceso electoral se sitúa, de media, treinta puntos por debajo del de las elecciones generales.