El Grupo de Escuelas de Matacán recoge el estandarte de Santa Marta

Foto: I. C.
Ver album

El teniente coronel Martínez Marín agradeció que "los vecinos" de la localidad salmantina se hayan hermanado "en esta ceremonia con la Base Aérea de Matacán".

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha entregado el Guión-Estandarte al Grupo de Escuelas de Matacán del Ejército del Aire. Se trata de una ceremonia militar que surgió de las conversaciones mantenidas entre ambas instituciones con el fin de establecer colaboraciones y es el primero de los que se pretenden consolidar en el futuro.

 

El acto que estuvo presidido por la Autoridad Militar designada al efecto por el Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, el Teniente Coronel Juan Gabriel Martínez y por el alcalde, Javier Cascante, que fueron acompañados por diversas autoridades e invitados civiles y militares.

 

El acto comenzó con la entrega del Guión-estandarte del Ayuntamiento al Grupo de Escuelas de Matacán del Ejército del Aire, un acto militar solemne en el que fue recibido por el ejército con todos los honores en la plaza España.

 

Durante el transcurso del mismo el alcalde, Javier Cascante, indicó que "nos sentimos orgullosos de honrar en esta Plaza de España a nuestros militares, para que se mantengan fieles a las virtudes y valores castrenses, que marcan la singularidad de nuestras Fuerzas Armadas, para que sean capaces de llevar a cabo su misión con la abnegación y el sacrificio que les exige el Servicio a España".  

 

El teniente coronel Martínez Marín asimismo, mostró su "más sincero reconocimiento a todos los ciudadanos de Santa Marta de Tormes por acogernos, arroparnos y otorgarnos con tan magnánima generosidad el  inmenso honor de la donación del Guion de Unidad a la Base Aérea de Matacán, guion que hoy se nos entrega en este ágora, pues de corazón les significo que para una Unidad militar no hay mayor y mejor recompensa que el reconocimiento público de los ciudadanos, a los que los Ejércitos Españoles servimos con honor y protegemos con lealtad en nuestro quehacer diario".

 

Concluido el acto, la Avenida de Madrid en el tramo comprendido entre la plaza de la Iglesia y la rotonda que confluye con la carretera de Naharros fue escenario de un desfile militar de las Fuerzas Participantes que sirvió para poner fin a un día festivo para ambas instituciones.