El Gordo se reparte en empresas y bares de Barcelona y Alicante

Agraciados. También llega a Madrid, a localidad palentina de Saldaña, a Zaragoza, Alcorcón, Cáceres y Éibar (Guipúzcoa), a razón de una serie por administración.
AGENCIAS
El 79250, el número más alto jamás premiado con el Gordo de la Lotería de Navidad, ha estado muy repartido entre los clientes de bares, centros comerciales y empresas en Barcelona y Alicante, aunque también ha llegado a otras provincias como Palencia, Zaragoza, Guipúzcoa, Murcia, Tenerife o Cáceres. El número fue vendido “en ventanilla” en 13 despachos de Lotería en 9 provincias, en especial en la administración número 7 de Cerdanyola del Vallès y la 323 del Centro Comercial Mercabarna, que repartieron hasta 174 series entre ambas.

En Alicante, por su parte, fue la administración número 36 la responsable de repartir diez series del primer premio del sorteo extraordinario de Navidad entre los clientes del Centro Comercial de El Corte Inglés. El 79250, que se lleva 3 millones a la serie (300.000 euros al décimo; 15.000 euros por euro jugado) salió a las 11.14 horas de ayer cantado por Andreas López e Iván Quintero, justo cuando se cumplía el ecuador del sorteo (quinta tabla y el sexto alambre).

El Gordo de Navidad había acabado ya 19 veces en cero, una terminación que no es de las más frecuentes, título que se lleva el cinco con 32 veces como terminación del gordo. El número premiado se vendió además en administraciones de Tenerife, Madrid, Cáceres, Palencia, Murcia, Zaragoza y Guipúzcoa. Pero quien mayor reparto hizo del Gordo fue, sin duda, el propietario de un bar de Pallejà, Jose Antonio Maldonado, quien reventaba de alegría al explicar que a partir de ahora piensa comer “cada día arroz con bogavantes” y que repartió hasta 180 millones de euros entre sus clientes habituales. Maldonado había comprado 60 series en una administración de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) que, además, vendió 32 series más “en ventanilla” entre los clientes de la galería comercial Unicentro.

Por contra, la alegría de haber tenido el número del gordo se disipó de golpe en la administración de Molina de Segura (Murcia) tras comprobar que el día 21 devolvió íntegros los diez décimos que no había conseguido vender porque “la demanda fue menor que otros años” por la crisis.

El responsable de repartir diez series del Gordo, 30 millones de euros, en Alicante fue la administración de lotería número 36 de Alicante que regenta Salvador Alonso en el centro comercial de El Corte Inglés.