El Golfo de México tiene más capacidad de autolimpieza de los derrames de petróleo de lo que se pensaba

(Esta noticia está embargada hasta las 20.30 horas)


MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El Golfo de México podría tener una mayor capacidad natural para la autolimpieza de derrames de petróleo de lo que se creía, según reveló el experto en biorremediación Terry C. Hazen en la 245 ª Sesión y Exposición Nacional de la Sociedad Americana de Química (ACS). La conclusión de su inevestigación surgió a raíz del desastre de la estación petrolífera 'Deepwater Horizon' en 2010, que según algunas estimaciones derramó 4,9 millones de barriles (210 millones de galones) de petróleo en el Golfo de México.

Su equipo de investigación utilizó un nuevo y poderoso enfoque para la identificación de los microbios en el ambiente con el fin de descubrir bacterias desconocidas, presentes de manera natural en el agua del Golfo, que consumen y disuelven el petróleo crudo. "El petróleo de 'Deepwater Horizon' proporcionaó una nueva fuente de nutrientes en las aguas más profundas", explica Hazen, de la Universidad de Tennessee en Knoxville (Estados Unidos).

"Con más alimentos en el agua, hubo una explosión de la población entre esas bacterias ya adaptadas a usar el petróleo como fuente de alimento. Era sorprendente lo rápido que consumían el aceite. En algunos lugares, en tan sólo un día reducían un galón de aceite a medio galón. En otros, la vida media de una determinada cantidad de petróleo derramado fue de seis días. Estos datos sugieren un gran potencial de biorremediación intrínseca de columnas de petróleo existente en las profundidades del mar y los alrededores de otras partes del Golfo de México", subrayó.

Hazen, que presentó sus hallazgos en el simposio "El destino ambiental de los aceites de petróleo o dispersantes en el medio marino", señaló que bacterias devoradoras de petróleo son habitantes naturales del Golfo, debido al constante suministro de alimentos. Los científicos saben que hay más de 600 áreas diferentes donde el petróleo brota de las rocas subyacentes en el Golfo de México y estas filtraciones de petróleo, tanto como de manantiales submarinos, liberan entre 560.000 y 1,4 millones de barriles de petróleo al año, según el Consejo Nacional de Investigación.

El equipo de Hazen utilizó un nuevo enfoque de gran alcance para la identificación de los tipos de bacterias anteriormente reconocidos que se alimentan de petróleo que contribuyeron a la limpieza natural del derrame de la 'Deepwater Horizon'. En el pasado, los científicos identificaron microbios poniendo muestras de agua en placas de cultivo de laboratorio, a la espera de que los microbios crecieran y luego utilizando un microscopio para identificarlos.

El nuevo enfoque, llamado "ecogenómica", utiliza los análisis genéticos y de otro tipo del ADN, las proteínas y las huellas de otras bacterias para proporcionar una imagen más detallada de la vida microbiana en el agua. "La conclusión de esta investigación puede ser que el Golfo de México es más resistente y capaz de recuperarse de los derrames de petróleo de lo que se pensaba", afirmó Hazen.

A su juicio, esto demuestra que es posible que no se necesiten el tipo de medidas heroicas propuestas después del derrame de la 'Deepwater Horizon', como la adición de nutrientes para acelerar el crecimiento de las bacterias contra el petróleo o el uso de bacterias genéticamente modificadas. "El Golfo de México tiene una amplia base de bacterias naturales y responden a la presencia de aceite multiplicándose rápidamente", concluye.