El Gobierno: "Tenemos la obligación de reducir el déficit"

"Podemos buscar el origen desfase, podemos imputar responsabilidades, pero no es el momento de repartir culpas ni de poner excusas sino de aprender las lecciones del pasado"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha advertido de que el país tiene "la obligación de reducir el déficit" del 8,51 por ciento y que ésta es una tarea a la que están obligadas todas las administraciones públicas sin excepción. "No podemos permitirnos otra cosa", ha sentenciado.

La vicepresidenta comparece ante la Comisión Constitucional del Senado para presentar sus planes de trabajo para la legislatura y se ha referido en primer lugar a la cifra del déficit fijada ayer por el Gobierno, que supera en 2,5 puntos la previsión del anterior Ejecutivo "y lo que es peor", el objetivo comprometido.

"Podemos buscar el origen desfase, podemos imputar responsabilidades, pero no es el momento de repartir culpas ni de poner excusas sino de aprender las lecciones del pasado y evitar que se repitan", ha señalado.

Sáenz de Santamaría ha recordado que las cuentas públicas han pasado del superávit en 2007, cercano al 2 por ciento, a un déficit por encima del 11 por ciento en 2009 y al 8,5 del año pasado y ha subrayado que los ciudadanos se preguntan cómo "no se ha corregido a tiempo" y se ha llegado a esta situación. Entre las causas, ha apuntado a que en 2006 se relajó el control por el Estado y "se permitió" que se relajaran también las Comunidades Autónomas, lo que "no fue una buena opción".

Entre las medidas contra el déficit, Sáenz de Santamaría ha confirmado que este viernes el Consejo de Ministros aprobará la Ley de Estabilidad presupuestaria, que enviará a las Cortes con la intención de lograr un gran acuerdo en la tramitación parlamentaria. "Hay que convertir esa regla básica de economía doméstica de no gastar más de lo que se ingresa en norma legal para todas las haciendas públicas", ha concluido.