El Gobierno subraya que la revocación del ducado a la Infanta es "un acto exclusivo del Rey"

Soraya Santamaría tras el Consejo de Ministros

El Gobierno ha subrayado este viernes que la revocación a la Infanta Cristina de su facultad de usar el título de duquesa de Palma que tenía desde 1997 es un acto que compete "en exclusiva" al Rey y que ha sido refrendado por el Gobierno.

Así lo ha destacado en rueda de prensa la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, que no se ha referido a la supuesta voluntad de la Infanta Cristina de renunciar voluntariamente a ese título, expresada en una carta manuscrita fechada el pasado 1 de junio y cuya existencia ha revelado este viernes el abogado de la Infanta, Miquel Roca.

"Es al Rey a quien corresponde conceder y en su caso revocar la concesion de títulos vinculados a la Corona", ha insistido la portavoz, que ha remarcado que ésa es una "potestad exclusiva suya".

En cambio, preguntada por los derechos sucesorios de la Infanta Cristina --hoy por hoy es la sexta persona en el orden de sucesión al trono-- , ha destacado que le correspondería a ella "proceder a su renuncia".

Contradiciendo la versión de la Infanta Cristina, la Casa del Rey sostiene que su carta llegó después de que Felipe VI comunicara en la tarde del jueves a su hermana que había decidido retirarle el título de duquesa de Palma, anuncio que le hizo minutos antes de que Zarzuela lo hiciera público.