El Gobierno se olvida de los Paradores de Salamanca y Ciudad Rodrigo con una 'inversión' total de 5.300 euros

El establecimiento hostelero de la capital cuenta con 58 trabajadores por los 31 del de Miróbriga, pese al ERE que ha avalado el Tribunal Supremo con 350 despidos en toda España.

Los Paradores de España siguen generando polémica por su gestión por parte de la Administración pública que, al tiempo que anuncia inversiones (muy bajas) en los mismos, ha ejecutado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 350 trabajadores en toda España.

 

Al menos eso es lo que indican los datos facilitados por el Gobierno que revelan además que se ha olvidado en sus inversiones de los Paradores de Salamanca y Ciudad Rodrigo, con unas ayudas de 1.800 y 3.500 euros respectivamente para el ejercicio 2014, contando con solo cuatro establecimientos con menos inversión en el conjunto del país.

 

En términos gloables, el Ejecutivo destinará 7,9 millones de euros a 77 Paradores de España, cifra que deja a las claras que no se apuesta por este tipo de establecimientos que además otorgan pérdidas en su mayoría. De hecho, es por ello que se ha ejecutado un ERE que va a afectar a 350 trabajadores.

 

En lo que respecta a los Paradores de Salamanca y Ciudad Rodrigo, ambos cuentan con 89 trabajadores, 58 en la capital y 31 en Miróbriga.

 

EXPEDENTE DE REGULACIÓN DE EMPLEO (ERE)

 

Por su parte, no hay que olvidar que el Tribunal Supremo ha considerado válido el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) acordado entre Paradores de Turismo y las organizaciones CCOO y UGT que contemplaba 350 despidos y ha advertido de que si no se hubiera adoptado esta medida se hubiera producido una "espiral negativa que pondría en grave riesgo la continuidad de la plantilla y de la propia empresa".

  

La Sala de lo Social ha desestimado el recurso interpuesto por los sindicatos minoritarios, CGT, CUT y el Comité de Hostal Reyes Católicos de Santiago de Compostela, contra la sentencia dictada en abril de 2013 por la Audiencia Nacional que consideraba "razonable" y "proporcionado" el expediente que supuso el despido de 350 trabajadores de los 644 previstos.

  

El alto tribunal ha ratificado así el acuerdo de 2 de enero de 2013 alcanzado por la empresa y el 92,95% de la representación laboral y los sindicatos mayoritarios, que redujo a 350 los despidos propuestos inicialmente con la posibilidad de adhesiones voluntarias hasta enero de 2013.

  

Hubo 172 adscripciones voluntarias y se contemplaron medidas temporales (regulación temporal o ERTE) para 246 empleados, la minoración de jornada anual de trabajo de 400 empleados en un porcentaje del 25% y además se redujo el cierre definitivo de paradores de siete a uno, Puerto Lumbreras en Murcia.