El Gobierno prevé que el paro se reduzca en 72.500 personas en 2013 y se sitúe por debajo de 5,6 millones

El Ejecutivo calcula que la tasa de desempleo bajará tres décimas, hasta el 24,3%
El Gobierno prevé que el número de parados se reduzca en 2013 en 72.500 personas, un 1,3% respecto a 2012, lo que situará el volumen total de desempleados al borde de los 5,6 millones de personas, según el escenario macroeconómico del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año.

En concreto, el Ejecutivo calcula que la tasa de desempleo bajará tres décimas, hasta el 24,3%, alcanzando el número de parados la cifra de 5.598.800 personas, frente a los 5.671.100 desempleados con los que espera cerrar 2012, el equivalente el 24,6% de la población activa.

El Gobierno estima además que la economía seguirá destruyendo empleo el próximo año, pero a menor ritmo de lo está haciendo en el ejercicio actual y en otros episodios de recesión "por el impacto positivo" de la reforma laboral.

Así, calcula que el empleo se contraerá un 0,2% en 2013, frente al -3,7% de este año, en un contexto económico en el que el PIB retrocederá un 0,5% en el conjunto del próximo año, en contraste con la caída del 1,5% esperada para este año.

La evolución de los costes laborales cambiará de signo, y de una reducción del 3,5% prevista para este año se pasará en 2013 a un avance del 0,8%, mientras que la remuneración por asalariado aumentará un 1,5%, frente al recorte del 1% previsto para este año.

LA DEMANDA INTERNA SE CONTRAERÁ UN 2,9%
El Gobierno prevé que la demanda interna se contraiga en 2013 un 2,9%, con una caída del gasto en consumo del 3,1% y una disminución de la inversión del 2,1%.

El consumo privado se reducirá un 1,4% en 2013, algo menos de lo que lo hará este año, mientras que el gasto en consumo de las administraciones públicas retrocederá un 8,2%, ampliando así la contracción de 2012 (-4,8)%.

Las exportaciones acelerarán su avance hasta el 6% el próximo ejercicio, mientras que las importaciones moderarán su caída hasta el 1,5%, con lo que la contribución de la demanda exterior al crecimiento del PIB se situará en 2013 en 2,3 puntos, dos décimas por debajo del registro de 2012.