El Gobierno no tiene prioridad en reformar los acuerdos entre la Iglesia y el Estado

Gaspar Llamazares posa para TRIBUNA en la calle Compañía de la capital charra (Foto: Torina Heras)

El Gobierno subraya que se "actúa con independencia".

El Gobierno no tiene prioridad en reformar los acuerdos establecidos entre el Estado y la Santa Sede, según se desprende de una respuesta parlamentaria dirigida al diputado de IU, Gaspar Llamazares, a la que ha tenido acceso Europa Press.

 

"En relación con las cuestiones relativas a la relación Iglesia-Estado, se informa que este Gobierno, como los que le precedieron, no tiene entre sus prioridades modificar los acuerdos vigentes", recalca el Ejecutivo.

 

Frente a las críticas del diputado de izquierdas, el Gobierno subraya que se "actúa con independencia", atento a las opiniones sociales, dispuesto a escuchar a todos y valorando las críticas que se produzcan en un contexto de libertad de expresión y respeto democrático.

 

"Ninguna crítica, venga de donde venga, constituye una presión. Las reformas legales que el Gobierno lleva a cabo y las decisiones que toma se basan únicamente en la defensa del interés general. Y las lleva a cabo escuchando a todos, y buscando que dichas reformas y  decisiones beneficien a todos", insiste el Gobierno.

 

Respecto a la introducción de nuevas inclusiones en el objeto de la Ley de Transparencia recuerda a Llamazares que el Gobierno ya no puede modificar nada en el proyecto de Ley al que se refiere, dado  que se encuentra en tramitación en la Cámara y sólo los grupos parlamentarios pueden realizar modificaciones en el texto.