El Gobierno mantiene su previsiĂłn de aprobar los Presupuestos a finales del prĂłximo marzo

Ha admitido que el Ministerio de Hacienda y Administraciones PĂşblicas va a dar un acelerĂłn en la preparaciĂłn del denominado 'cuadro macro',

El Gobierno mantiene su previsiĂłn de aprobar los Presupuestos Generales del Estado para el presente ejercicio a finales del prĂłximo mes de marzo, pese a la peticiĂłn formulada este martes por la ComisiĂłn Europea de que las cuentas pĂşblicas estĂŠn listas lo antes posible.

AsĂ­ lo ha asegurado en una conversaciĂłn informal con periodistas en los pasillos del Congreso la vicepresidenta del Gobierno, Soraya SĂĄenz de SantamarĂ­a, quien ha insistido en que el Gabinete va a aprobar las cuentas pĂşblicas en un tiempo rĂŠcord de tres meses y en que estarĂĄn listas antes de que termine marzo, tal y como comprometiĂł el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el debate de su investidura.

SĂĄenz de SantamarĂ­a tambiĂŠn ha admitido que el Ministerio de Hacienda y Administraciones PĂşblicas va a dar un acelerĂłn en la preparaciĂłn del denominado 'cuadro macro', aunque no ha especificado cuĂĄndo se presentarĂĄ.

Eso sĂ­, ha dejado claro que los datos de la ejecuciĂłn presupuestaria de 2011 avalarĂĄn la falsedad de la noticia sobre la supuesta manipulaciĂłn al alza del dĂŠficit por parte del Ejecutivo que este martes difundiĂł una agencia de noticias extranjera y que despuĂŠs desmintiĂł la ComisiĂłn Europea.

Explicaciones adicionales en Bruselas
AdemĂĄs, la vicepresidenta ha comentado el "absurdo" de la acusaciĂłn que se lanzĂł contra EspaĂąa, a la que se atribuyĂł una supuesta manipulaciĂłn del dĂŠficit al alza que, desde su punto de vista, irĂ­a en contra del "sentido comĂşn". A su juicio, pese al categĂłrico desmentido que realizĂł la ComisiĂłn Europea, desde Bruselas deberĂ­an dar alguna explicaciĂłn adicional al Ejecutivo sobre lo sucedido este martes.

En este punto, SĂĄenz de SantamarĂ­a ha rechazado que se difundan este tipo de rumores falsos contra un Estado miembro cuando todos los paĂ­ses de que forman parte de la UE deben estar juntos 'tirando del mismo carro'.