El Gobierno inicia el periodo de consulta para modificar la norma del ibérico

Hasta el próximo 15 de noviembre, comienza un periodo de consulta en el que se solicitan las observaciones al sector y las administraciones afectadas
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha enviado a las Comunidades Autónomas y al sector el borrador del proyecto de modificación de la noma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos.

A partir de ahora, y hasta el próximo 15 de noviembre, comienza un periodo de consulta en el que se solicitan las observaciones al sector y las administraciones afectadas, según ha informado el departamento que dirige Miguel Arias Cañete.

Tanto las organizaciones representativas de los sectores productor y elaborador como las administraciones autonómicas, venían demandando la urgente modificación de la norma de calidad vigente, ante las carencias y desajustes de la anterior norma aprobada en noviembre de 2007.

Después de las numerosas demandas y propuestas de modificación recibidas, el Ministerio ha tomado la iniciativa para definir un nuevo marco normativo que facilite la sostenibilidad y futuro desarrollo de un sector emblemático en las producciones de calidad.

Desde hace unos meses, dicho departamento ha trabajado en la preparación del borrador, que ha remitido a las partes implicadas, y cuya elaboración ha supuesto una laboriosa tarea, al tratarse de un sector con planteamientos, sistemas e intereses muy diferenciados.

El borrador, en su conjunto, da respuesta a las necesidades planteadas, entre otras, la de mejorar la pureza racial de los animales y la de clarificación y simplificación de las denominaciones de venta, reduciéndolas a tres. También responde a la queja sobre la utilización de menciones facultativas así como de textos, imágenes, marcas, símbolos u otros elementos del etiquetado y publicidad que pueden confundir al consumidor.

Por otra parte, mejora el sistema de trazabilidad y control para lograr una norma clara en su interpretación, fácilmente controlable y que cumpla el objetivo esencial de garantizar la calidad de los productos que se comercialicen.

La propuesta de modificación de la norma da también protagonismo y participación activa a la Interprofesional ASICI en los procesos de verificación, siempre contando con el control oficial por parte de las comunidades autónomas.