El Gobierno fija a las comunidades un objetivo de déficit del 1,2% en 2013 y aplaza su distribución a las negociaciones en marcha

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro

El Gobierno ha fijado a las comunidades autónomas un objetivo global de déficit del 1,2 por ciento en 2013, según consta en la revisión del programa de estabilidad que enviará a la CE antes de que acabe el mes, y ha emplazado su distribución entre las autonomías.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy planteará a Bruselas un déficit del 6,3 por ciento para este año, de que el 1,2 por ciento corresponde a las autonomías. Para 2013 el Gobierno asigna a las comunidades un déficit del 1 por ciento, del 0,7 por ciento en 2015 y del 0,2 por ciento en 2016.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha justificado este reparto recordando que la administración general del Estado tiene que hacer frente a "dos grandes categorías de gastos" como son las pensiones y el desempleo.

Así, Montoro ha explicado que este ejercicio las autonomías parten de puntos de partida "muy diferentes entre sí", ya que unas finalizaron 2012 con una cifra del 3,5% frente al 0,7% de otras. "Cada una con su singularidad", ha reconocido.

Esta situación es la que llevó a abrir en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) la posibilidad de establecer límites de déficit desiguales para cada autonomía, que se está negociando en una comisión de trabajo técnica creada al efecto. Sin embargo, ha dejado claro que no se establecerán singularidades en "la reducción de los componentes estructurales de los déficits públicos".

Una vez que el grupo de trabajo extraiga sus conclusiones, será cuando Gobierno y autonomías pongan en marcha la negociación política para negociar esa distribución, según ha insistido el ministro.