El Gobierno explicará sus medidas para resolver la deuda de los clubes de fútbol con Hacienda

La Unión Deportiva Salamanca es uno de los clubes que pasa por malos momentos económicos
El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, explicará este miércoles durante la sesión de control en el Pleno del Congreso las medidas puestas en marcha por el Gobierno para resolver "de forma sostenible" el problema de endeudamiento de los clubes de fútbol con la Agencia Tributaria (AEAT).

Wert será preguntado sobre este asunto por el diputado 'popular' Ángel Luis González Muñoz, tres semanas después de la firma de un protocolo entre el Ministerio, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para reducir la deuda con Hacienda.

Entre otras medidas, el Ministerio contempla la posibilidad de retener hasta el 35% de los ingresos por derechos televisivos a partir de la temporada 2014-15, estudiar las ofertas de fichajes como garantía de las obligaciones tributarias, implantar un Reglamento de Control Económico para mejorar la tutela de la LFP o incluso expulsar a los clubes profesionales de sus respectivas competiciones si no cumplen con sus obligaciones tributarias.

Y es que, según datos del Gobierno, los clubes de fútbol profesional adeudaban a 1 de enero de 2012 más de 752 millones de euros a la Agencia Tributaria, además de 10,6 millones de euros pendientes de pago a la Seguridad Social.

DEUDA INTOLERABLE

Según ha expresado el PP en varias ocasiones desde que se publicó la noticia, la deuda de los clubes de fútbol con Hacienda es "intolerable" y el Gobierno debe exigir el cumplimiento de pago a estas entidades como a todos los ciudadanos.

Los socialistas también consideran que "lo lógico" es reclamar el cobro, especialmente a la luz de la actual coyuntura económica, y han presentado una proposición no de Ley en el Congreso reclamando una ley que regule el deporte profesional en España y que se establezca un sistema de control económico para evitar este tipo de situaciones.

Por su parte, IU considera que la cifra adeudada representa un dato "escandaloso y sangrante" que pone de manifiesto la "dejación de responsabilidad" del Gobierno en su función de control sobre los equipos de fútbol, y espera que no sea el contribuyente quien acabe pagando.

El BNG presentó incluso una iniciativa en la Cámara Baja exigiendo al Gobierno que imponga techos de gasto a los clubes profesionales de fútbol mientras mantengan deudas con el Estado, advirtiendo además de los peligros de seguir "alimentando una burbuja en el mundo del fútbol".

De hecho, hasta la CE está examinado si el plan del Gobierno de dar facilidades a los clubes de fútbol españoles en el pago de la elevada deuda que mantienen con Hacienda supone una ayuda pública ilegal que les confiere una ventaja indebida respecto a sus rivales europeos.